Aarón Sequeira. 24 junio
Carlos Ricardo Benavides, presidente legislativo, lanzó críticas a quienes cuestionaron la forma en que se reelegía a los magistrados. Fotos: Mayela López
Carlos Ricardo Benavides, presidente legislativo, lanzó críticas a quienes cuestionaron la forma en que se reelegía a los magistrados. Fotos: Mayela López

Los diputados rechazaron a las 7:30 p. m. de este lunes una reforma al Reglamento legislativo para que las votaciones sobre las reelecciones de magistrados fueran públicas y no secretas.

El cambio lo descartaron justo antes de votar el caso del juez Paul Rueda, de la Sala Constitucional.

De 51 diputados presentes, 32 se pronunciaron a favor y 19 en contra; sin embargo, se requería de 38 votos para aprobar la reforma.

Presidente legislativo propone cambio al reglamento para votación de reelección de magistrados

El texto fue presentado por el liberacionista y presidente del Congreso, Carlos Ricardo Benavides, y la jefa de fracción socialcristiana María Inés Solís.

El proyecto introducía un artículo 228 bis, denominado “No reelección de magistraturas de la Corte Suprema de Justicia” y dice así: “La votación para la no reelección de magistraturas de la Corte Suprema de Justicia se llevará a cabo conforme a las reglas de votación ordinaria establecidas en el artículo 100 de este Reglamento”.

La costumbre legislativa establece que los votos sobre la continuidad de magistrados se hacían según el artículo 228 del Reglamento, el cual autoriza las votaciones secretas en caso de “nombramientos, ratificaciones y renuncias”, no así en las reelecciones que, según la Sala Constitucional, son un acto de naturaleza jurídica distinta a las elecciones.

Benavides era del criterio de que, con el reglamento actual, la votación sobre Rueda debía ser secreta y así lo ratificó un informe del departamento de Servicios Técnicos solicitado por él.

La Procuraduría General de la República es del criterio de que esas prácticas, aunque están incluidas en el Reglamento legislativo, son contrarias al artículo 117 de la Constitución, el cual prevé la transparencia de las sesiones legislativas.

El presidente dijo que, si los diputados querían hacer el voto público, lo correcto era cambiar el Reglamento legislativo y no hacer “interpretaciones novedosas”.

“La palabra incoherente me parece lo mínimo que puedo manifestar”, dijo Benavides, al recordar que la anterior presidenta legislativa, Carolina Hidalgo, del PAC, puso a votar la reelección de la magistrada Julia Varela en secreto y ahora su partido pide hacer pública la votación sobre Paul Rueda.

El jerarca legislativo dijo que le extrañaban las “tesis contrarias a la costumbre parlamentaria”.

Benavides defendió la validez de la práctica anterior: “Así ha sucedido durante toda la vida republicana y desde la aprobación, al menos de que se tenga conocimiento, desde la existencia de la Constitución de 1949. En un momento determinado, de forma absolutamente casuística, en función del peligro que algunos creyeron observar de que no se reeligiera un magistrado concreto, afloraron las tesis contrarias a la costumbre parlamentaria”.

“Algunas de esas manifestaciones no me han parecido de una inspiración intelectual repentina, sino que lo que quieren alimentar es un resultado final en esta reelección”, dijo.

"No puedo aceptar que quienes como diputados, aquí, hace pocos años, vinieron a reelegir o votar la no reelección para algunos magistrados, en el periodo anterior, don Carlos Chinchilla, don Jesús Ramírez, por más respetable que me parezca la opinión de un exdiputado que estaba presente aquí cuando eso ocurrió, cambia de tesis y ahora nos pide que entendamos distinto el Reglamento de la Asamblea Legislativa y que se aplique otra versión de ese Reglamento, un entendimiento distinto.

“Una cosa es que se quiera buscar a sangre y fuego cómo reelegir a un magistrado de la predilección de determinado grupo político y otra muy distinta es querer hacer que la presidencia legislativa, de golpe y porrazo, borre el entendimiento de una norma reglamentaria y que la entienda, la transforme para un caso específico, concreto.

"Se dice una cosa cuando se tiene el uso del poder y se hace lo contrario cuando no se tiene y yo, por lo menos, no lo acepto. Eso no está bien jurídicamente ni especialmente en el tratamiento de los asuntos a lo interno de la Asamblea, donde tiene que haber cierta regularidad y cierta lógica.

“Por eso, he presentado junto con la compañera Solís (María Inés, PUSC) la solución definitiva a ese tema, que específicamente dice que en materia de no reelección se usará la votación ordinaria, la votación pública”, afirmó.

Reacción de Carolina Hidalgo

Carolina Hidalgo se defendió de las palabras de Benavides de la siguiente manera: "Yo, como presidenta, definí un procedimiento. ¿Tuve una moción de sugerencia de cambio del procedimiento? No la tuve. ¿Tuve una reforma al Reglamento planteada en la mesa, para cambiar el procedimiento, por parte de nuestra fracción o cualquier otra? No la tuve.

"¿Tuve una apelación sobre la decisión del procedimiento que definí como presidenta? No la tuve, como sí la tuve en muchas otras ocasiones en que se cuestionó la decisión de la presidencia, con sobrada facultad del Reglamento. La presidencia tomó una decisión sobre un procedimiento y, a diferencia de este caso, no hubo en la mesa principal por parte de nadie quejas sobre cómo hacer ese procedimiento.

"No hubo en ese momento quién cuestionara el procedimiento, de ninguna modalidad, razón por la cual me apegué a la jurisprudencia de la Sala Constitucional y de esta mujer jurista, Marina Ramírez.

"Ahora sí tenemos oportunidades, porque el PAC ahora sí planteó una modalidad distinta, eso no lo tuve cuando fui presidenta, ahora acojo esta propuesta.

Jefa del PUSC reprocha a Hidalgo

María Inés Solís, jefa del PUSC, le replicó a la expresidenta legislativa: "Justo quería preguntarle por qué, en setiembre, la votación por Julia Varela sí iba a ser pública, pero usted se adelantó y me contestó.

(Video) Jefa del PUSC: 'Aquí hay intereses importantes'

“La respuesta era muy sencilla, porque al PAC no le interesaba hacerla pública, estaba muy cómodo con que fuera privada, desde el principio tenían los votos. Claro, la semana anterior, cuando no tenían votos para la reelección de Rueda, había que conectar toda la maquinaria, las estrategias, para exponer a los diputados y darle vuelta a esto”.

Ivonne Acuña: ‘Hoy me entero de que muchos cambiaron de posición’

La diputada Ivonne Acuña, del bloque independiente Nueva República, afirmó en el plenario: "En mi inexperencia política, me preguntaba qué hay detras de Paul Rueda, cómo no teníamos derecho a quitar al magistrado. La Constitución Política nos da a nosotros la potestad. La reelección de un magistrado no es vitalicia. No existe lugar para inducir al error a los costarricenses, eso es costumbre del PAC.

"El artículo 158 es muy claro, no es vitalicio, ni por default. Tenemos al periódico La Nación, Telenoticias, Amelia Rueda haciendo presión por que Paul Rueda se quede ahí. ¿A ustedes no les suena raro? Yo tenía que decirlo, a mí me parece muy raro.

"Hoy me entero de que muchos cambiaron su posición, por eso hoy me siento decepcionada. Yo no le debo nada a nadie, nadie me manda. Al único que le debo es a Dios y a los costarricenses que me sentaron aquí.

"No estamos hablando de cualquier cosa, sino de la Sala Constitucional que debe defender este pequeño librito (la Constitución Política). Los magistrados deben defender los intereses de todos y no de unos cuantos.

"Mire, señor Carlos Alvarado, no le falte el respeto a este parlamento.

“Hay una razón de ser de que el voto sea secreto, compañeros de Liberación, hoy lo entiendo. Entiendo a todos los que cambiaron su opinión en ocho días, en menos de ocho días, los entiendo. La presión ha sido fuerte, pero como yo no le debo nada a nadie, a mí me pueden presionar todo lo que les dé la gana. Mi votación va a ser no a Paul Rueda, y lo digo de forma pública”, dijo.

La diputada fabricista añadió que, si la votación sobre reelección de magistrados debe ser pública, entonces que también lo sean las elecciones nacionales como un acto de transparencia de todos los costarricenses.

“Hoy entiendo por qué es una votación secreta... yo sé que la intención de la diputada María Inés Solís es loable y estoy de acuerdo con Usted. Si vamos a hacer una votación pública como esta entonces, ¿qué más da? Que todos los costarricenses digan por quién votaron, a quién sentaron en la silla presidencial, por qué lo reeligieron. Es que esa es la discusión: ¿por qué es la elección presidencial secreta? Para que no se pueda ejercer esa coacción para que podamos ejercer nuestro derecho”.

En tanto, Shirley Díaz, de PUSC, dijo que la reforma era "inoportuna procesalmente, aquí, a horas o minutos de esta reelección”.