Política

Diputados rechazan por segunda vez acelerar préstamo por $250 millones con el BID

PLN, PUSC e independientes fabricistas votaron en bloque contra la moción para dispensar de trámites el proyecto de ley

Los diputados rechazaron por segunda vez, este jueves, una moción para acelerar la discusión y votación en el plenario del proyecto de ley 22.131, que contiene un préstamo por $250 millones con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El Gobierno sostiene que los recursos se usarían, especialmente, para canjear deuda cara por deuda barata.

La propuesta fue puesta a discusión por Enrique Sánchez y Laura Guido, del Partido Acción Ciudadana (PAC), quienes enfatizaron en el hecho de que, según el Ministerio de Hacienda, dicho empréstito conllevaría un ahorro anual de $13 millones, pues tiene una tasa de interés del 2,8% y no del 8%, como se encuentra en el mercado interno.

En la votación, 24 diputados se pronunciaron en contra de la dispensa de trámite y 22 a favor.

En contra de la dispensa se pronunciaron en bloque los diputados de Liberación Nacional (PLN), Unidad Social Cristiana (PUSC), Integración Nacional (PIN) y Nueva República.

Los votos a favor fueron del PAC, Restauración Nacional, Republicano Social Cristiano, Frente Amplio, un diputado de la Unidad y dos independientes.

En una carta enviada este jueves por la tarde a los diputados, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, aseguró que desechar ese préstamo enviaría una muy mala señal a los mercados internacionales y a los costarricenses, pues implica mantener los intereses por la deuda pública caros.

Villegas alegó que las condiciones de ese préstamo permitirían ahorrar hasta $13 millones (unos ¢8.000 millones) por año en intereses por la deuda, lo que en siete años implicaría $91 millones.

En defensa de la moción de dispensa, la oficialista Laura Guido dijo que el empréstito resuelve a qué costo se va a financiar la operación del Estado en el 2021, a mejores condiciones que si el Gobierno fuera a buscar el financiamiento en el mercado interno.

“Este proyecto ofrece financiar el mismo gasto, ya aprobado por la Asamblea, a un 2,8%”, indicó la congresista. “Generar que este expediente no se pueda aprobar tendría como consecuencia una pérdida de $13 millones, que tendríamos que pagar al interés de la deuda”, agregó.

Welmer Ramos, también del PAC, agregó que ese tipo de financiamiento no se consigue en ningún lado. “Esto no genera más endeudamiento, lo que viene es a sustituir deuda cara por deuda barata”, agregó.

“Usar las mayorías para bloquear las buenas acciones es lo peor; hay que usarlas para lo que conviene al pueblo. Tampoco condicionarlo a lo que se apruebe con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que también va a pasar por aquí”, dijo Ramos.

El socialcristiano Erwen Masís se apartó del criterio del resto del PUSC y apoyó la dispensa de trámites: “No es que existan dos bloques en este plenario, los que están a favor del Gobierno y los que están en contra. Lo que debe existir es el tema de qué le resulta más favorable al país”.

Agregó que no permitir la aprobación de un crédito con condiciones favorables para pagar deuda le resulta mucho peor al país. “Caso contrario, tendríamos que financiarnos con tasas mucho más altas y me sentiría mal haciendo ese daño a las finanzas”, dijo.

Jefe del PLN: ‘$250 millones no le representa al país absolutamente nada’

El jefe liberacionista, Luis Fernando Chacón, aseguró que la respuesta de Elian Villegas será analizada por la fracción verdiblanca en los próximos días y dijo que esa información sobre la propuesta al Fondo Monetario Internacional (FMI) debió haber llegado mucho antes al Congreso.

“Consideramos que el crédito del BID tiene condiciones favorables, pero también hemos señalado que creemos que el Gobierno debe evitar ir solucionando parcialmente la problemática y hacer una propuesta más integral”, dijo.

El vocero verdiblanco dijo que $250 millones “no le representan al país absolutamente nada” y que “el tema no es el riesgo de perder ese crédito”.

Chacón reconoció que “podría ser una señal no positiva” perder dicho financiamiento, pero adujo que “la mejor señal a los mercados internacionales sería que el Gobierno de la República de una vez aterrice con una propuesta integral de la ruta al FMI”.

“Espero que el lunes sea otro día y podamos solucionar esto de una manera integral”, concluyó.

La socialcristiana María Inés Solís, quien también integra la Comisión de Hacendarios, dijo que votó contra la dispensa porque la nota del ministro Villegas no le llegó a ella.

“Sigo a la espera de conocer la ruta del Gobierno para los ocho meses de sesiones extraordinarias. Lo único que vemos son impuestos y créditos sin propuestas de reactivación económica”, apuntó.

Solís agregó que también están esperando saber cuáles proyectos de la Unidad serán convocados durante las sesiones extraordinarias.

“En la teoría económica, deberíamos estar aprobando este crédito sin dudarlo dos veces, porque cambiar deuda cara por deuda barata lo justifica”, agregó Solís.

Pero recordó que cuando se ha autorizado esa situación, en el pasado, el Ejecutivo ha intentado usar el ahorro para financiar gasto corriente, y dijo que así sucedió con el Tercer Presupuesto Extraordinario del 2020, con el ahorro de los intereses de un préstamo aprobado antes para el canje de deuda.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.