Política

Diputados obligan a Infocoop a rescatar cooperativas con mala nota crediticia

Proyecto aprobado en segundo debate no indica de dónde saldrán los recursos para el programa

El plan para perdonar deudas de banca para el desarrollo obliga al Instituto Nacional de Fomento Cooperativo (Infocoop) a rescatar cooperativas débiles y que no son sujetas a financiamiento.

La propuesta de ley no determina la fuente de financiamiento para estos rescates.

“El Infocoop deberá crear un programa especial de rescate, recuperación, reactivación empresarial y productiva dirigido a aquellas asociaciones cooperativas que, debido a su calificación crediticia, debilidades financieras y estructurales tengan limitado el acceso al crédito a través de intermediarios financieros”, señala el artículo 3 del proyecto de ley de apoyo a beneficiarios del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD).

Este es uno de los tres componentes del proyecto de ley aprobado por los diputados, la semana anterior, pese a las alertas del autoridades técnicas financieras.

En un criterio del 2020, el Infocoop se había manifestado en contra de la propuesta de Ley, pues obligaba a destinar el 15% de sus recursos a estos rescates. Sin embargo, los diputados eliminaron el porcentaje aunque mantuvieron la obligación.

En dicho pronunciamiento, de setiembre del 2020, el Infocoop advertía de que el presupuesto institucional estaba apegado a las metas y obligaciones vigentes para el Instituto.

Con respecto a la condonación de deudas, el Infocoop se manifestó “escéptico... debido a que este instituto no debe ser un incentivo, para que luego se presenten otros proyectos de ley similares de condonación a la Asamblea Legislativa”.

Además, hizo observaciones en cuanto a a posibilidad de condonar deudas morosas, previo a la pandemia.

“Llama la atención que se esté condonando la deuda de operaciones que hayan caído en morosidad previamente a la declaratoria de emergencia nacional, lo cual podría reñir con la naturaleza del proyecto de ley, que se limita a apoyar a los beneficiarios del SBD, pero en razón de la coyuntura de la covid-19, de manera tal que estos casos ajenos a la covid-19 no deberían formar parte del presente proyecto”, indica el criterio.

La Nación intentó obtener un nuevo criterio sobre la nueva versión del proyecto, pero se informó que el proyecto dictaminado será revisado y analizado a lo interno.

Además de la creación de este programa especial, los diputados también autorizaron la condonación de 2.705 deudas del Fondo Nacional para el Desarollo (Fonade) del SBD. Adicionalmente, la iniciativa faculta al Fondo para la emisión de “bonos para el desarrollo” para captar recursos.

Precisamente, la inclusión de varios temas en una misma iniciativa provocó que la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Yorleny León, se apartara de sus compañeros de fracción y lo votara en contra por tratarse de un proyecto con mala fe, según dijo.

Esta iniciativa avalada por los diputados y a la espera de firma del presidente de la República para su vigencia, nació para perdonar deudas a quienes estuvieran afectados por la pandemia, pero después dio un giro para aclarar que pretendía beneficiar a quienes estuvieran afectados por la coyuntura económica, pues los beneficiados tienen afectación desde antes.

Como parte de la condonación, un grupo de cañeros con deudas con el SBD también podrá acceder a ese perdón, si demuestra haber entrado en morosidad tres meses o más antes de la declaratoria de emergencia.

Adicionalmente, el SBD devolverá fincas rematadas a los deudores del programa Bancrédito-Proagroin.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.