Aarón Sequeira. Hace 3 días
Sala de sesiones de la Corte Suprema de Justicia, en San José. Foto: Rafael Pacheco
Sala de sesiones de la Corte Suprema de Justicia, en San José. Foto: Rafael Pacheco

Con 41 votos y en forma unánime, los diputados aprobaron, este lunes, una moción que fija un plazo para la elección de cinco magistraturas propietarias de la Corte Suprema de Justicia, luego de varios meses y hasta años de mantener esas plazas vacantes.

Se trata de tres magistraturas correspondientes a la Sala III, una de la Sala I y una de la Sala IV. Esta última es la más antigua en estar disponible, sin que la Asamblea Legislativa cumpla con su deber de nombramiento de magistratura.

La Sala III ve materia penal, la Sala I se encarga de asuntos contencioso administrativos, agrarios, civiles y notariales, mientras que la Sala IV resuelve temas constitucionales.

Tal como la acordaron los jefes de las fracciones parlamentarias, habrá sesiones extra durante seis miércoles, por las mañanas, iniciando este miércoles 4 de diciembre, a las 9 a. m.

Las siguientes sesiones para debatir el nombramientos de magistrados o magistradas suplentes se realizarán 10 y 18 de diciembre, así como los días 15, 21 y 29 de enero del 2020.

Primero los magistrados penales

El primer expediente que se pondrá a debate es para la elección de un magistrado penal en lugar de Carlos Chinchilla Sandí, quien se jubiló el 16 de julio del 2018 después de cuestionamientos por el manejo de un expediente relacionado con el escándalo del cemento chino.

Una vez que se nombre el sucesor o sucesora de Chinchilla, se verá el expediente para la elección de un juez titular en la plaza que pertenecía a Celso Gamboa Sánchez, a quien se destituyó de la Corte Suprema de Justicia, luego de que un informe lo señalara por comportamiento indebido dentro del cargo.

Tercero en la fila, aparece el expediente para nombrar un juez en la plaza que dejara Doris Arias, quien también se acogió a la jubilación por sus decisiones en relación con un expediente del caso del cemento chino, a partir del 30 de julio del 2018.

Después, se llenará la plaza que dejó vacante, en Sala I, la exmagistrada Carmenmaría Escoto Fernández, quien se jubiló el 19 de febrero del 2019.

Por último, se debatirá el expediente de mayor antigüedad, el de la Sala Constitucional, para designar al sucesor de Ernesto Jinesta Lobo.

Tomada la decisión de forma unánime por el pleno legislativo, el presidente del Directorio del Congreso, Carlos Ricardo Benavides, celebró la decisión de los diputados.

“Me satisface que el pleno haya llegado a un acuerdo unánime para fijar fechas de votación. Eso denota la voluntad de cumplir con nuestra obligación de integrar, de forma completa, todas las salas de la Corte Suprema de Justicia”, dijo.

La jefa socialcristiana, María Inés Solís, explicó que se decidió empezar con los expedientes de la Sala III, por ser la que tiene más suplentes nombrados para poder desarrollar sus funciones.

Añadió que, una vez concluido el estudio y trámite de los cinco nombramientos, se tratará de entrar en el nombramiento de una serie de magistraturas suplentes que también están pendientes de aprobación.

PAC hará sus votos públicos

Por su parte, el oficialista Enrique Sánchez destacó que ya desde hace varios meses estaban haciendo fila los informes de la Comisión de Nombramientos del Congreso, de la que él forma parte, para el nombramiento de magistrados.

Explicó que hay informes mayoritarios y de minoría con las recomendaciones sobre los nombramientos que se van a hacer.

“Habríamos querido que, antes de que se hagan estas votaciones, estuviera la resolución de la Sala IV en relación con el voto público, para insistir en esa materia. De todas maneras, como fracción, haremos el voto público e insistiremos en plenario que así sea, no solo público, sino también justificado, que cada uno exponga sus razones para votar por una persona”, agregó Sánchez.