Carlos Láscarez S.. 23 abril

La Asamblea Legislativa aprobó este martes en segundo debate el denominado “derecho al tiempo”, el cual brinda a las personas que fueron víctimas de abuso sexual cuando eran menores, un plazo más amplio para superar sus traumas y denunciar a sus abusadores.

La iniciativa, presentada por el diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC) Enrique Sánchez Carballo, extiende la prescripción de 10 a 25 años el tiempo para que las víctimas denuncien el delito, el cual comienza a correr una vez que hayan cumplido la mayoría de edad.

Anthony Venegas (izquierda) Michael Rodríguez (derecha) denunciaron ante el Vaticano al excura Mauricio Víquez. Fotografía: Jorge Navarro
Anthony Venegas (izquierda) Michael Rodríguez (derecha) denunciaron ante el Vaticano al excura Mauricio Víquez. Fotografía: Jorge Navarro

Ahora los ofendidos tendrían hasta los 43 años para denunciar los abusos mediante la vía judicial cometidos durante su niñez o adolescencia.

El proyecto fue presentado hace dos meses y contó con el respaldo técnico y político del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

“Es una aprobación en tiempo récord, que dice de parte de esta Asamblea Legislativa que les creemos a las víctimas, que estamos de su lado y que estamos haciendo lo que corresponde para garantizarles un acceso a la justicia efectivo y a menos impunidad" manifestó Sánchez.

El legislador añadió que “reconoce la valentía de las personas víctimas de abuso sexual que dan un paso adelante para que se haga justicia”.

“A todas las personas que se han atrevido a denunciar en medios y en tribunales les doy las gracias por su valentía. Están abriendo el camino para que también se pueda hacer justicia en la vida de otras personas que han atravesado lo mismo”, agregó Sánchez.

La iniciativa también contó con el respaldo de Michael Rodríguez y Anthony Venegas. Estos hombres, al ver que no pudieron denunciar los abusos del sacerdote prófugo Mauricio Víquez Lizano, porque ya habían vencido sus casos, decidieron buscar al legislador para propiciar un cambio en la legislación.

Las denuncias por abusos sexuales contra personas menores de edad crecieron en un 74% del 2004 al 2017. Solo en 2018, el total de denuncias por delitos de índole sexual contra los menores de edad, fue de 8.229.

Sin embargo, se cree que existe una gran cifra oculta de personas que no se atreven a denunciar.