Pablo Fonseca. 13 marzo

Personas que trabajaron en el corazón de la campaña de Fabricio Alvarado, excandidato de Restauración Nacional, le relataron al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) cómo el comando recibía dinero en efectivo en bolsas.

La legislación electoral costarricense, establece la obligación de canalizar todos los aportes privados –solo de personas físicas–, por medio de los miembros del comité ejecutivo del partido o por las personas que ellos designen. Y fija la obligatoriedad de depositar todas las contribuciones en una sola cuenta bancaria de la agrupación y reportar esos ingresos al TSE.

El incumplir esos dos requerimientos podría constituir en una de las violaciones establecidas en el artículo 274 del Código Electoral, la cual se sancionaría con penas de dos a cuatro años de cárcel.

Los testimonios de esas personas forma parte de la documentación que se encuentra en el Ministerio Público, en donde se investiga “las actuaciones del Partido Restauración Nacional” en las elecciones del 2018 y presuntas violaciones al Código Electoral.

Estos son los cinco puntos más relevantes de la denuncia. La noticia completa la puede leer aquí.

1. El TSE encontró tres proveedores que confirmaron haber recibido $96.000 (¢59,5 millones) en efectivo sin que aparecieran en los registros del partido. Otras tres personas relataron cómo el comando recibía dinero en efectivo y cómo se contaban los fajos de $1.000 en las mesas de la sede de campaña en Sabana norte.

2. Luis Alonso Naranjo, productor audiovisual y primo de Fabricio Alvarado, le relató al TSE que el político tenía conocimiento de que su campaña recibía dinero en efectivo para pagar a proveedores: “Me hizo el comentario que esas donaciones en efectivo eran normales”. Alvarado no respondió las múltiples llamadas y mensajes enviados por La Nación.

3. El informe atribuye el movimiento del dinero al jefe de campaña, Juan Carlos Campos, y al cercano colaborador de Fabricio Alvarado, el abogado Jonatán Picado. Ambos alegan que todo lo que se dice en el informe del TSE es falso.

4. Una exempleada de apellido Fernández, quien era colaboradora cercana de Juan Carlos Campos, afirmó que a ella le encargaron cuidar bolsas de dinero y, en una oportunidad, hacer un pago en efectivo al hotel Real Intercontinental, en Escazú.

5. La dinámica para realizar pagos en efectivo a proveedores fue la misma en tres casos. Según el informe del TSE, Juan Carlos Campos contrató a empresas de manera verbal a nombre del partido o de su empresa One Sports y, posteriormente, los pagos los hizo él o su asistente en la sede de campaña en Sabana norte.

Artículo redactado con información de los periodistas Natasha Cambronero y Gustavo Arias.