Daniela Cerdas E.. 6 junio
La madera no fue talada en ninguna de las propiedades en las que se encontró, aún se investiga la procedencia. Foto Cortesía Sinac
La madera no fue talada en ninguna de las propiedades en las que se encontró, aún se investiga la procedencia. Foto Cortesía Sinac

En las fincas del regidor de San Carlos, Aléxander Vargas Porras, del Partido Liberación Nacional, las autoridades realizaron el mayor decomiso de madera ilegal de los últimos 10 años.

La información fue dada a conocer el jueves 4 de junio por el medio regional San Carlos Digital. Los datos fueron corroborados, este sábado, a La Nación, por Mariana Jiménez Arce, directora del Área de Conservación Arenal Huetar Norte del Sinac-Minae.

En total, se decomisaron, en Cutris de San Carlos, 182 trozas de diferentes especies maderables, entre ellas, caobilla, níspero y botarrama. El valor de las piezas incautadas asciende a los ¢18 millones.

La madera fue hallada en las propiedades de la sociedad anónima Inversiones Chale S. A. y Rusa Logística S. A. cuyo representante legal y presidente, para ambas, es el regidor Vargas Porras, según consta en la publicación del medio regional y en documentos registrales obtenidos por La Nación.

En atención a una denuncia presentada por ciudadanos sobre movimientos de camiones fue que el Área de Conservación Arenal Huetar Norte logró los operativos de control forestal. El primero, en el Carmen de Cutris, San Carlos, donde fue hallada la madera en una empresa privada.

Al ser tanta madera, los funcionarios regresaron al día siguiente a esa propiedad para el decomiso. Sin embargo, ya las trozas no estaban.

Esta misma madera fue movilizada por los sospechosos, en cuestión de un día, hacia Moravia de Cutris, San Carlos, hacia las propiedades del regidor.

Los funcionarios de la subregión San Carlos- Los Chiles del Sinac-Minae usaron un drone para volver a ubicar las trozas.

Los funcionarios de la subregión San Carlos- Los Chiles del Sinac-Minae usaron un drone para volver a ubicar las trozas. Cortesía Sinac.
Los funcionarios de la subregión San Carlos- Los Chiles del Sinac-Minae usaron un drone para volver a ubicar las trozas. Cortesía Sinac.

"La tala ilegal que generan este grupo de personas, trae una serie de repercusiones económicas, sociales y por supuesto ambientales. Entre los más perjudicados son los bolsillos de los pequeños y medianos productores que comercializan de una manera legal, ya que genera una competencia desleal en los mercados. Además, trae una serie de efectos en la erosión de los suelos, regulación del agua y pérdida de biodiversidad debido a una mayor fragmentación de los bosques y con ellos problemas a la salud pública”, manifestó Jiménez.

La funcionaria indicó que el equipo especializado de profesionales que atendió el caso presentó la denuncia ante el Ministerio Público y añadió que se actuará conforme a la legislación ambiental.

La madera no fue talada en ninguna de las propiedades en las que se encontró y aún se investiga su procedencia.

Las trozas se mantienen en las propiedades del regidor debido a que, por la cantidad, en este momento, les es “imposible” movilizarlas, según manifestó Jiménez. Por este motivo, pidieron medidas cautelares a la Fiscalía para que no se movilice la madera hasta que un juez dicte qué se va a hacer con ella.

La investigación sobre los niveles de responsabilidad en el hecho delictivo se encuentra en proceso, dando parte en el proceso a la Fiscalía de San Carlos y Organismo de Investigación Judicial.

El Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) dijo que se encuentre investigando el grupo delictivo detrás de la tala ilegal.

La Nación intentó localizar a Vargas pero, al cierre de la nota, no había sido posible. Sin embargo, el regidor le manifestó al medio San Carlos Digital que se acoge a su derecho de defensa y no se referirá hasta no conocer los detalles y alcances de la denuncia.