Aarón Sequeira. 13 julio
Pese al acuerdo de los jefes de fracción, diputados del PUSC e independientes reclamaron no poder criticar los anuncios económicos del gobierno de Carlos Alvarado. Foto: Asamblea Legislativa para LN.
Pese al acuerdo de los jefes de fracción, diputados del PUSC e independientes reclamaron no poder criticar los anuncios económicos del gobierno de Carlos Alvarado. Foto: Asamblea Legislativa para LN.

Este lunes, al regreso de una semana de vacaciones, un grupo de diputados encabezado por el fabricista Jonathan Prendas se manifestó molesto por la medida sanitaria aprobada por los jefes de fracción, la cual les solicita hablar lo mínimo en el plenario, debido al incremento de los casos de coronavirus en la Gran Área Metropolitana.

Los reclamos empezaron a llover sobre el presidente legislativo, el restauracionista Eduardo Cruickshank, de la mano de los independientes fabricistas, quienes apelaron al derecho constitucional a hacer control político.

Ellos reclaman espacio para criticar las nuevas medidas económicas anunciada por el Gobierno.

Jonathan Prendas dijo que está totalmente en contra de la medida que limita el uso de la palabra de los diputados, tanto por el fondo como por el orden, pese a que él estuvo presente el día en que, en reunión de jefes de fracción, se aprobó esa directriz.

(Video) Cruickshank: 'No pretendo negar el uso de la palabra a diputados'

“Cerrarle el micrófono y silenciar a la Asamblea Legislativa no es un buen precedente democrático”, alegó Prendas.

El fabricista dijo que, gracias a las medidas adoptadas por la administración, se puede “proteger la salud de los diputados”, y alegó que usar mascarillas y caretas no implica cerrar micrófonos.

La idea de Prendas era proponer un debate reglado, que podría implicar varias horas de discursos, sobre lo que él considera la “sexta pifia del Gobierno sobre reactivación económica”.

Cruickshank: “No se vale hacer un show ante la prensa”

Ante el reclamo de Prendas, el presidente del Congreso, Eduardo Cruickshank, le recordó al fabricista Prendas que él estuvo en la sesión virtual de jefes y jefas de fracción donde se aprobaron las medidas sanitarias y le recordó que no había externado oposición a la medida de limitar los discursos en plenario.

“Yo hubiera preferido que, en esa sesión donde usted tuvo una amplia participación, hubiera manifestado lo que hoy viene a manifestar aquí. Lástima que no lo hizo en ese foro”, apuntó el jerarca parlamentario.

Cruickshank también detacó que los jefes de las fracciones legislativas representan a los diputados que, como Franggi Nicolás, del Partido Liberación Nacional (PLN), este lunes hicieron reclamos por la medida avalada por los voceros.

(Video) Diputados molestos por medida sanitaria que limita discursos

“No es de recibo que quieran endilgarle responsabilidades a esta presidencia por esos acuerdos, fueron tomados por sus representantes, por sus jefaturas. No se vale aquí venir a hacer un show ante la prensa que no es de recibo”, dijo Cruickshank.

Además, Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, alegó que los reclamos que no se hicieron en la reunión de jefaturas de fracción, sí se vinieron a expresar públicamente en el plenario, para aprovechar las vitrinas de ese órgano.

En tanto, la liberacionista Franggi Nicolás adujo que, si bien entiende las motivaciones de Cruickshank y los jefes para tomar dichas medidas, ella sugirió alternativas, como usar un podio en algún salón adjunto para no cercenar el “derecho constitucional y reglamentario que les asiste a estos diputados”.

“Yo estoy segura de que en el Poder Ejecutivo habrá más de uno, viendo al presidente que se molesta por las críticas de la oposición, que hasta que aplaude que este Congreso vote y vote sin poder decir absolutamente nada. Eso es un grave atropello a la ciudadanía”, dijo la verdiblanca.

El independiente Erick Rodríguez también cuestionó la decisión de los jefes de fracción y enfatizó que esa es solo una “respetuosa excitativa” y que queda en manos de cada congresista si hace uso de la palabra o no.

“Yo sí quiero dejar patente el peligro de venir a actuar robóticamente a apretar un botón para decir sí o no. Parlamento viene de parlar, se viene a discutir, no podemos estar haciendo reuniones virtuales. Una función fundamental de cualquier parlamento es el control político y estamos renunciando a eso”, alegó Rodríguez.

Fabricistas y PUSC: “Mordaza y censura en el Legislativo”

Temprano este lunes, antes de que iniciara la sesión del plenario, el grupo de fabricistas, junto con dos del PUSC y dos independientes, hizo circular un comunicado alegando que hay una “mordaza y censura” en la Asamblea Legislativa, atacando principalmente al presidente del Congreso por la decisión de que se limiten al máximo los discursos, cuando no son necesarios.

“Quieren que los discursos, las denuncias y los cuestionamientos se hagan en silencio, con sólo adjuntarse al acta, donde nadie los lee y que con eso no se moleste o incomode a nadie”.

“Esto es una en clara violación de nuestro mandato constitucional de ejercer control político sobre los asuntos públicos, aspecto más que crucial en este momento de crisis y sobre todo, ante los recientes actos del Ejecutivo y las decisiones que se están tomando para afrontar la crisis de salud y económica del país.

“Lo que pretenden el Gobierno y sus aliados legislativos es silenciar a quienes alzamos la voz a favor del pueblo y los que le señalamos al Gobierno sus constantes errores, lo cual a todas luces sólo se ve en regímenes totalitarios”, dice la nota, a modo de reclamo.

El comunicado menciona, entre los congresistas que reclaman, los fabricistas Carmen Chan, Jonathan Prendas, Harlan Hopellman, Nidia Céspedes, Ignacio Alpízar y Marulin Azofeifa, así como los socialcristianos Pedro Muñoz y María Inés Solís, y los independientes Dragos Dolanescu y Erick Rodríguez.