Política

Costa Rica: naves que lleven militares nicaragüenses a Harbour Head no pueden quedarse

Tránsito de embarcaciones no artilladas por el mar territorial costarricense está regulado por las reglas del ‘paso inocente’, ¿en qué consiste esa figura del derecho internacional? ¿Quién en el país se encarga de vigilar su aplicación?

La Casa Amarilla declaró este jueves que Nicaragua puede trasladar militares o civiles hacia su laguna Harbour Head, enclavada en territorio costarricense, en embarcaciones no artilladas que naveguen por el mar territorial de Costa Rica en el Caribe, pero las naves no pueden quedarse.

Arnoldo Brenes, asesor jurídico de la Cancillería, explicó que dicho tránsito está regulado por las reglas del “paso inocente”, figura establecida en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

El jurista añadió que el Ejército de Nicaragua tampoco puede ingresar a Habour Head por tierra costarricense, porque estaría violando la soberanía del país.

“El ingreso (por tierra) de tropas extranjeras al país tiene que ser autorizado por al Asamblea Legislativa, según el artículo 12 inciso 5 de la Constitución”.

"Por el mar está la excepción, pero es limitada al derecho de paso inocente, mientras se respeten esas reglas no debería haber problemas”, añadió Brenes.

Las explicaciones las dio Brenes un día después de que la canciller a. i., Lorena Aguilar, enviara una nota diplomática a su par nicaragüense, Denis Moncada.

La canciller a.i. advirtió al gobierno de Daniel Ortega de que su Ejército no puede pasar por tierra hacia Costa Rica, para ingresar a la laguna nicaragüense enclavada en el extremo norte de isla Calero, frente al mar Caribe.

La advertencia surgió luego de que Ortega envió al Congreso de su país, el 29 de noviembre, un proyecto de ley para declarar refugio de vida silvestre la laguna, encargando el resguardo del humedal al Ejército de Nicaragua.

“Si el ingreso es por el mar territorial costarricense y la barra de arena de la Laguna, tal acceso de Nicaragua estará sujeto a las reglas del paso inocente, regulado por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”, cita la carta diplomática.

Entonces, ¿qué es el derecho de paso inocente?

El derecho del paso inocente por el mar territorial de un país está regulado a partir del artículo 17 y hasta el 26 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, de la cual son suscriptores Costa Rica y Nicaragua.

Según Brenes, el paso inocente incluye naves civiles y militares no artilladas, y aplica cuando el país que necesita hacer el tránsito cumpla con normas establecidas en la Convención.

En este caso, Nicaragua puede transitar hacia Harbour Head, pero las embarcaciones no podrán atracar.

Por otro lado, las naves artilladas no podrán transitar, lo cual no hay evidencia de que haya ocurrido hasta el momento y, si lo hacen, deben pedir permiso a la Asamblea Legislativa costarricense.

Los oficiales del Ejército tampoco podrán hacer uso de sus armas durante el trayecto, mucho menos ejercicios militares, es decir, no pueden alterar la paz.

Los nicaragüenses tampoco podrán pescar, hacer escala, ni penetrar en las aguas interiores costarricenses.

“El paso será rápido e ininterrumpido. No obstante, el paso comprende la detención y el fondeo, pero solo en la medida en que constituyan incidentes normales de la navegación o sean impuestos al buque por fuerza mayor o dificultad grave o se realicen con el fin de prestar auxilio a personas, buques o aeronaves en peligro o en dificultad grave”, dice el inciso 2 del artículo 17 de la Convención.

Nicaragua mantiene un campamento militar en Habour Head desde finales de 2010, según Brenes, cuando la frontera marítima y terrestre entre Nicaragua y Costa Rica en ese punto no estaba definida.

En la sentencia del 15 de diciembre de 2016 de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), se refrendó la soberanía costarricense sobre Isla Calero.

No obstante, posterior a esta sentencia Nicaragua instaló un campamento militar en la playa de este humedal.

El 2 de febrero, en dos nuevos fallos, la Corte redefinió los límites marítimos entre los dos países en el Caribe y, a su vez, dejó enclavada la laguna de Habour Head en territorio costarricense. La CIJ dijo que Nicaragua debía ingresar a su laguna haciendo uso del paso inocente.

Según Brenes, la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública tiene un puesto en la margen derecha de la laguna, en territorio costarricense.

Por lo tanto, es la policía fronteriza la encargada de vigilar el paso de nicaragüenses civiles o militares por el Caribe, mientras que la Cancillería hace monitoreo constante con imágenes satelitales.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.