Política

Carlos Alvarado: ‘Tomamos los informes de las calificadoras con toda seriedad’

Presidente de la República emite declaración luego de que el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, afirmara que ‘las calificadoras no le van a venir a dar de comer aquí a nadie’

El presidente de la República, Carlos Alvarado, aseguró a La Nación que el Gobierno no desacredita ni da por menos los informes y criterios que emiten calificadoras de riesgo como Standard & Poor’s, Fitch Ratings y Moody’s, que rebajaron la nota de Costa Rica en los últimos meses.

“Tomamos los informes y criterios de las calificadoras internacionales con toda seriedad y como un indicativo de que el país deberá adoptar medidas de consolidación fiscal adicionales, a raíz del impacto económico y fiscal de la pandemia”, aseguró el mandatario.

“Reitero el compromiso del Gobierno de la República con la disciplina fiscal y con la estabilidad macroeconómica del país”, agregó.

La declaración de Alvarado luego de que La Nación le consultó su criterio sobre lo dicho por el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, quien afirmó en Crhoy que “las calificadoras no le van a venir a dar de comer aquí a nadie”.

Lo dijo en momentos en que las notas de Costa Rica caen simultáneamente en los indicadores de Standard & Poor’s, Fitch Ratings y Moody’s, en medio del deterioro de las finanzas públicas acrecentado por la crisis del coronavirus.

Historial de las calificaciones de riesgo de Costa Rica

FUENTE: CEFSA CON BASE EN DATOS DE S&P, MOODY'S Y FITCH / INFORMACIÓN SUMINISTRADA POR LA BOLSA NACIONAL DE VALORES    w. s INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Si bien el ministro dijo que respetan, miden y valoran las opiniones de las calificadoras, y las toman muy en cuenta “para la formulación de las diversas políticas”, hay que gobernar de acuerdo con “las necesidades de los costarricenses”.

Una de los proyectos que Prieto defendió, esta semana, fue el plan para eximir a las municipalidades de la regla fiscal, texto

El proyecto fue aprobado por 43 diputados el 19 de mayo y firmado por el presidente, Carlos Alvarado, pese a la negativa del entonces ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, quien pidió el veto parcial.

Esa iniciativa fue uno de los elementos que pesó en la decisión de la agencia calificadora Standard & Poor’s, esta semana, para bajar la calificación de Costa Rica a B con perspectiva negativa.

La consecuencia de la rebaja en las calificaciones que le dan a Costa Rica es que el acceso al endeudamiento internacional será más costoso. Para colocar bonos, por ejemplo, el Ministerio de Hacienda tendrá que pagar tasas de interés más altas para poder atraer a los inversionistas.

Esto, por ejemplo, porque una calificación B como la que dio Standard & Poor’s significa, para el mercado internacional, que Costa Rica “es más vulnerable a un incumplimiento de pago”, aunque tiene capacidad para cumplir con sus compromisos.

Aarón Sequeira

Aarón Sequeira

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.