Josué Bravo. 24 enero
24/01/2019. El presidente Carlos Alvarado se reunió con el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en Davos, Suiza. Foto: Presidencia.
24/01/2019. El presidente Carlos Alvarado se reunió con el fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en Davos, Suiza. Foto: Presidencia.

El presidente Carlos Alvarado pidió el ingreso de Costa Rica a la Red de Centros para la Cuarta Revolución Industrial, la cual es una instancia del Foro Económico Mundial dedicada al desarrollo de la ciencia y la tecnología y su aplicación en la sociedad.

Alvarado hizo la petición este miércoles en Davos, Suiza, al director general de la Red, Murat Sönmez.

“El Centro tiene las mejores prácticas en lo último en tecnología, en impresión 4D, en biotecnología, en manejo de bases de datos, en inteligencia artificial, en block chain. Es decir, es el centro que maneja la punta de las diferentes tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial”, dijo el presidente desde Davos, según Casa Presidencial.

El fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, mostró apertura al ingreso del país a la Red durante una reunión con Alvarado, según la Casa Presidencial.

La cuarta revolución industrial o industria 4.0 es la cuarta etapa industrial importante en el mundo desde el siglo XVIII. El término fue acuñado hace menos de tres años por Klaus Schwab, fundador y presidente del Foro Económico Mundial.

Esta cuarta ola se basa en una revolución digital marcada por avances tecnológicos como robótica, inteligencia artificial, nanotecnología, computación cuántica, biotecnología, internet de las cosas (IoT), impresión 3D y vehículos autónomos.

El Centro para la Cuarta Revolución Industrial tiene sede en San Francisco, California, Estados Unidos, cerca de sitios tecnológicos de innovación y de grandes empresas como Google y Facebook .

Como instancia del Foro Económico Mundial, discute cuestiones éticas, valores y regulación de tecnologías.

También, desarrolla proyectos de políticas públicas para que puedan ser aplicados en el desarrollo económico de los países hacia la cuarta revolución industrial.

Además de la sede ubicada en San Francisco, existen centros en Tokio, Japón; Pekín, China; y Mumbai, India. Juntos, integran la Red en una primera fase.

La Red se extenderá en una nueva etapa con la construcción de centros en Colombia, Israel, Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos y Noruega.

El presidente colombiano Iván Duque y Sönmez anunciaron el miércoles que el centro en Colombia podrá construirse este año en la ciudad de Medellín y será el primero ubicado en Hispanoamérica.

Alvarado: es una forma de “ponernos a la cabeza” en tecnología

Por su parte, Alvarado destacó la importancia de que Costa Rica pueda ser incorporada a esta Red.

“Es una forma de ponernos a la cabeza. Ser un laboratorio que pone a disposición todas estas tecnologías, no solo para un grupo o para quienes tengan los recursos para hacerlo, sino de toda la población”, explicó el presidente.

“Si su solicitud de incorporación prospera, visualizo que bajo su periodo de gobierno, dentro de 2 o 3 años, se haga en Costa Rica un centro como el de Medellín”, afirmó por su parte Schwab, según Casa Presidencial.

El presidente costarricense viajó el lunes a Suiza, donde participa en el Foro Económico Mundial. Le acompañan Dyalá Jiménez, ministra de Comercio Exterior (Comex) y Luis Adrián Salazar, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones.

El Foro considera que los cambios de esta nueva ola industrial son impulsados por la inteligencia artificial y la hiperconectividad, y traerán cambios sociales importantes como nuevas formas de crear empleos que incluye el trabajo colaborativo (colectivo).

El ministro Salazar resaltó que “todos somos parte de este proceso”.

“La empresa privada, los ciudadanos, las universidades… Todos formamos parte de un conjunto para lograr que el país lidere esta transformación tecnológica y científica que vive el mundo”, señaló Salazar.

Producto de esta industria 4.0, se prevé que, para el 2025, alrededor del 10% de los seres humanos usen ropa conectada a Internet y probablemente en ese año ya se haya logrado la primera impresión 3D de automóviles.

Además, en el 2025 ocurriría el primer trasplante de pulmón con tecnología de impresión 3D, por ejemplo.

Las tres revoluciones industriales anteriores

La primera revolución industrial (1760 y 1840) abarcó Europa y Norteamérica. En este proceso, las sociedades agrarias y rurales artesanales se convirtieron en urbanas e industriales, acompañadas del desarrollo de las máquinas de vapor, con uso del carbón, hierro y textiles en el crecimiento de una economía mecanizada.

Durante la segunda revolución industrial (1870 y 1914), hubo crecimiento de la industria de la anterior ola y la expansión hacia otra nuevas como el acero, el petróleo y la electricidad para producir en masa.

Destacan en esta época la aparición del teléfono, el bombillo, el fonógrafo y el motor de combustión interna.

La tercera revolución industrial es la revolución digital caracterizada por el crecimiento en dispositivos tecnológicos electrónicos y análogos como las computadoras, la Internet, las tecnologías de la información y las comunicaciones, y la era del conocimiento.

Esta tercera ola tiene como fecha de referencia de inicio los años de 1980.