Josué Bravo. 16 mayo
Foto: Melissa Fernández
Foto: Melissa Fernández

El presidente Carlos Alvarado reconoció este jueves que, bajo su conocimiento, Casa Presidencial le remitió a la Cancillería una lista de 15 personas para ser designadas en puestos de cónsules, dentro de la cual había al menos seis partidarios del PAC.

El mandatario confirmó que los simpatizantes del Partido Acción Ciudadana (PAC) salieron de un registro de personas elegibles que había sido creado cuando formó su gobierno.

(Video) Presidente Caros Alvarado defiende envío de partidarios del PAC para puestos de cónsules

Sin embargo, Alvarado alegó que recurrió a este registro porque la Cancillería hizo dos concursos para llenar las plazas de cónsules vacantes y ningún diplomático de carrera se postuló para países como China, Argentina, México, Honduras, Ecuador y Panamá.

Añadió que son personas con méritos y que el “pecado” de ellos es ser parte de un partido o tener una relación de confianza con él.

Según publicó La Nación este jueves, un memorando del despacho del canciller Manuel Ventura ordenó capacitar, para asumir cargos de cónsules, a la esposa de un viceministro, a una excandidata a diputada del PAC, a una integrante de la comisión política del partido y a un expresidente del INA.

Además, están los nombres de un ex viceministro de Luis Guillermo Solís y la exasistente de este exmandatario.

Varios de ellos incumplen el requisito de ser abogado, economista o internacionalista. Tal es el caso del ex viceministro de Trabajo, Harold Villegas; la exasistente de Luis Guillermo Solís, Verónica Fernández; y el exjerarca del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), Maynor Rodríguez.

El mandatario insistió en que recurrieron a estas personas por falta de personal para el Servicio Exterior.

“El Servicio Exterior tiene un número de puestos que debe llenarse, entre ellos están embajadores, cónsules, ministros consejeros, asesores, etcétera, en diferentes embajadas del mundo y en la Cancillería. Y tiene un Servicio Exterior, es decir, personas de carrera, y ese número al día de hoy es menor al número de plazas que se tienen que llenar”.

“¿Cuál fue nuestra decisión al llegar? En el tema de embajadores, nombramos a los embajadores de carrera, nombramos a otras personas que no son de carrera pero que, como la Constitución lo dispone, representan al presidente en esas delegaciones y así se llenó esa parte.

"Todo lo que era otro tipo de puestos de diferente índole se llenan a través de vía concurso. Durante el 2018 y lo que va del 2019, los puestos que están disponibles, todos esos salieron a concurso para que las personas de carrera pudieran llenarlos.

"Una vez que se cumple esa etapa, hay otra serie de puestos para los cuales no hay personal. Cuando llegamos a ese punto, se sacaron dos veces a concurso esas mismas plazas para ver si personas que estuvieran en la propia Cancillería, aquí, o en otras partes, optaran por ellas. Una vez que ya, definitivamente, no hubo personas que los pudieran llenar, se procede a lo que se conoce como la inopia.

“La Dirección Jurídica de Cancillería emite un primer criterio sobre la inopia, con estándares de idoneidad para esos puestos. A partir de ese criterio, lo que se hace en Presidencia es que, en un ‘pool’ (grupo) de personas profesionales, que teníamos desde que iniciamos formando el gobierno, es decir personas disponibles para puestos, se fue buscando para plantear a llenar.

“Entiendo que en la lista son 15 personas, hay dos características, seis de ellas son identificadas del PAC por haber participado en la administración anterior y otros por idoneidad”, alegó el mandatario.

Alvarado confirmó que la Presidencia remitió los nombres a la Cancillería y que, ahí, surgió otro filtro según el cual, aun por inopia, los consulados solo pueden ser llenados por profesionales en Economía, Derecho o Relaciones Internacioinales.

Precisó que, de la lista de 15 personas, ocho cumplen ese requisito y siete no.

Añadió que, en conversación con el canciller, llegó a la conclusión de que se debía prescindir de las personas que no cumplen el requisito, aunque fueron llamados a capacitación en el Instituto Manuel María de Peralta desde el 3 de mayo.

“No vale la pena pasar por proceso de exposición y de desgaste en esta materia”, dijo el gobernante.

“Se elaboró con ese ‘pool’, yo tuve conocimiento de eso", continuó en otra parte de la conferencia con medios de comunicación de este jueves en Zapote.

El pecado entre comillas

“Yo defiendo que las personas tienen sus capacidades por quienes son y no por quienes son sus relaciones. ¿Cuál es el gran cuestionamiento de las personas? ser de un partido político determinado o tener una relación de confianza conmigo, ese es el gran, llamémosle entre comillas, el pecado de esas personas”.

El presidente de la República se sacudió así de las críticas por la escogencia de personas ligadas al Partido Acción Ciudadana (PAC).

“Entiendo que sale el cuestionamiento de que son del PAC, pido que pensáramos cómo ha sido el pasado y cómo ha sido este proceso”.

“El criterio de inopia es que, al no ser personas de carrera y al haberse hecho dos veces el esfuerzo, el criterio de inopia parte de que son nombramientos de confianza. ¿Qué pasaba antes más bien?, quisimos evitar aplicar la inopia de entrada, se le dio oportunidad a todo el personal”, alegó.

Reacción en Congreso

Este jueves, la diputada restauracionista Floria Segreda presentó una moción para llamar a comparecer al canciller Ventura ante la comisión legislativa de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior.

La legisladora afirmó que está a la espera de la conformación de dicho foro para someter a discusión la propuesta que, según dijo, cuenta con el aval de todos los diputados de la fracción de Restauración Nacional y de varios del Partido Unidad Social Cristiana.

“Hay mucha gente de carrera diplomática; gente idónea, de experiencia, que yo creo que puede ser la que tiene que estar ahí y no tanto por favores políticos”, dijo Segreda.

*Colaboró la periodista Silvia Artavia