Política

Arzobispo José Rafael Quirós ante denuncias de abuso sexual en la Iglesia: ‘Estamos cerca de las víctimas para acompañarles’

Quirós y el presbítero Mauricio Granados, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, explicaron que desde el Vaticano se han desarrollado acciones para prevenir y castigar los abusos sexuales, así como para generar un ambiente seguro para los menores de edad dentro de la labor eclesiástica

José Rafael Quirós, arzobispo de San José, reapareció este viernes por la noche repudiando los abusos sexuales en contra de menores de edad que ocurren “dentro y fuera” de la Iglesia católica, y aseguró que el clero está del lado de las víctimas para “escucharles y acompañarles”.

Lo hizo en un programa de radio Fides también retransmitido en la página de Facebook de la emisora, un día después del allanamiento del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en las instalaciones del Tribunal Eclesiástico y en la curia metropolitana.

“Es necesario avanzar en hacer lo posible porque nunca más se vuelvan a dar este tipo de situaciones (...). De ninguna manera puede pensarse que vamos a estar en contra de las víctimas. Estamos muy cercanos a ellos y con la total apertura para escucharles y acompañarles", dijo el arzobispo.

Las declaraciones del prelado coincidieron con la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la misma noche cuando miles de mujeres protestaban cerca de la catedral de San José, en contra de sacerdotes señalados por abusar de menores de edad.

Hace dos días, el OIJ hizo los allanamientos como parte de las investigaciones judiciales seguidas en contra del exsacerdote Mauricio Víquez Lizano, de 54 años, y el cura Manuel Antonio Guevara Fonseca, de 52; acciones que fueron criticadas por la Conferencia Episcopal alegando uso excesivo de la fuerza.

“Los abusos sexuales no pertenecen a la construcción del reino de Dios, sino más bien todo lo contrario. Nos manifestamos en contra de tales situaciones y repudiamos esos hechos y estamos dispuestos a seguir adelante, con mayor fortaleza, para hacer lo posible para que estos hechos no se vuelvan a dar en nuestro caminar eclesial”, añadió el prelado.

Durante la transmisión, Quirós estuvo acompañado del presbítero Mauricio Granados, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal.

Ambos explicaron que desde el Vaticano se han desarrollado acciones para prevenir y castigar los abusos sexuales, así como para generar un ambiente seguro para los menores dentro de la labor eclesiástica.

Sin detallar, el presbítero Granados recordó que desde el año 2000 el Vaticano ha trabajado normas disciplinarias en contra de los abusadores, las cuales fueron perfeccionadas en 2010.

“Ha habido un verdadero caminar de la iglesia para poder dar una respuesta cada vez mas cercana, más certera a estos crímenes y en especial a las víctimas”, aseguró el presbítero.

En el 2000, una investigación del diario Boston Globe destapó que la jerarquía de la diócesis de Boston, Estados Unidos, encubrió sistemáticamente los abusos sexuales cometidos por unos 90 sacerdotes durante décadas.

El presbítero Granados adelantó, sin precisar fecha, que el papa Francisco emitirá una ley de “alcance universal” y un protocolo para que los obispos sepan actuar en casos en que se cometieran delitos de abusos sexuales.

La emisión de esas normas ocurrirá luego de una reunión en Roma, a finales de febrero, entre el máximo jerarca de la Iglesia católica y obispos y cardenales para debatir sobre el abuso de sacerdotes a menores.

"Es un caminar que transparentemente la Iglesia católica ha hecho en el mundo y que refleja transparencia, humildad, como nos dice el Papa, de saber que no tenemos todas las respuestas.

“De saber que nuestras respuestas a veces son inacabadas e imperfectas, pero que sí estamos trabajando en favor ante todo de las víctimas, que son las personas que requieren nuestra atención prioritaria por ser nuestras ovejas más débiles de nuestro rebaño”, adujo Granados.

A nivel interno, explicó el presbítero, varios sacerdotes costarricenses viajaron el año pasado a México, donde recibieron durante una semana en la Universidad Pontificia de México formación sobre la problemática del abuso de menores, abordados desde enfoques de la psicología, el derecho y la prevención.

Por su parte, el arzobispo Quirós dijo que en la formación de seminaristas se realizan jornadas de reflexión y formación en temas de afectividad y sexualidad desde la normativa de la Iglesia.

“También en la formación de los futuros pastores en lo que respeta a la opción personal y al don del celibato”, añadió Quirós.

Con esa formación lo que la Iglesia procura, de acuerdo con Granados, es la prevención de abusos sexuales.

“Para que los padres de familia estén seguros de que sus hijos están bien cuidados en ambiente de iglesia, que nosotros también estemos seguros de que estos niños estén en la mejores manos porque la problemática trasciende el clero, contacto también hay con catequistas laicos, ministros de comunión y formadores de monaguillos”, aseguró Granados.

Josué Bravo

Josué Bravo

Periodista en la sección Política, con 16 años de experiencia como corresponsal del Diario La Prensa de Nicaragua en temas políticos, diplomáticos, judiciales y migratorios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.