Sofía Chinchilla C.. 28 marzo

Antonio Álvarez Desanti, excandidato presidencial del Partido Liberación Nacional (PLN), instó a votar por Fabricio Alvarado, aspirante del Partido Restauración Nacional.

Lo hizo a través de un video que publicó este miércoles en su página de Facebook, minutos antes de las 8 a. m.

"He decidido votar por Fabricio, lo conozco bien, fuimos compañeros diputados y sé que es un excelente ser humano, honrado y de valores. Veo, además, que su presidencia puede abrir un gran espacio a la gobernabilidad ya que se puede alcanzar por primera vez una fuerte mayoría legislativa para tomar las decisiones que urgen a Costa Rica".

(Video) Antonio Álvarez llama a votar por Fabricio Alvarado

"Fabricio ha tenido la madurez de reconocer que no tiene respuestas para todo, pero ha abierto las puertas para recibir asesoría y consejo de muchas de las mejores mentes del país, sin importar su bandera", expresó Álvarez en el video.

En su mensaje, Álvarez también criticó al Partido Acción Ciudadana (PAC).

"Me preocupa que se reelija un Gobierno donde la corrupción estuvo presente a niveles nunca antes vistos. Solo el triste caso del cementazo representa muchísimo dinero que pudo haberse ocupado en la gente más necesitada, en más seguridad o en nuevos empleos", aseveró Álvarez.

Antonio Álvarez y Fabricio Alvarado se reunieron el 19 de febrero en la oficina del excandidato liberacionista. Ese día, Álvarez le agradeció al aspirante de Restauración Nacional su apoyo cuando fue electo como presidente legislativo. Foto: Graciela Solís
Antonio Álvarez y Fabricio Alvarado se reunieron el 19 de febrero en la oficina del excandidato liberacionista. Ese día, Álvarez le agradeció al aspirante de Restauración Nacional su apoyo cuando fue electo como presidente legislativo. Foto: Graciela Solís

El excandidato liberacionista también hizo alusión a la condena por ¢516 millones que el Tribunal Penal de San José impuso al PAC en 2016, por la estafa al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) que cometieron dos excolaboradores de la agrupación al cobrar la deuda política de los comicios del 2010.