Gerardo Ruiz R.. 1 junio, 2016
Los diputados de la alianza de oposición pretenden iniciar el debate fiscal con el tema del control del gasto público. También quieren debatir, en primer lugar, planes para mejorar el uso de los recursos. | MAYELA LÓPEZ
Los diputados de la alianza de oposición pretenden iniciar el debate fiscal con el tema del control del gasto público. También quieren debatir, en primer lugar, planes para mejorar el uso de los recursos. | MAYELA LÓPEZ

Se asoma un acuerdo legislativo entre la alianza de siete fracciones de oposición y el oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) para empezar a debatir los proyectos del ámbito fiscal.

Este martes, el bloque opositor y el PAC estaban a un 95% de cerrar el acuerdo.

Según el presidente del Directorio legislativo, el liberacionista Antonio Álvarez Desanti, el pacto se firmaría y se anunciaría en el transcurso de este miércoles. El congresista es uno de los impulsores del diálogo con el Gobierno.

Maureen Clarke, jefa de la fracción liberacionista, detalló que el acuerdo implica varias etapas en las que se discutirían planes relacionados con la contención del gasto público en pensiones, mejora en la ejecución de recursos ociosos, combate al fraude fiscal y reactivación económica.

Clarke dijo que en una primera etapa se tramitarían en el plenario seis proyectos mediante la dispensa de trámites, lo cual haría más rápido su debate.

Entre esos seis citó la iniciativa para darle uso al dinero ocioso en la Caja Única del Estado, propuesta por el Gobierno; el tope a las pensiones con cargo al presupuesto y, el límite a la caducidad de derechos de los hijos de los pensionados, además de un plan para favorecer a los inversionistas y otro más, contra el soborno internacional.

En una segunda etapa se discutirá la aplicación de la vía rápida legislativa, incluida en el artículo 208 bis del Reglamento Interno del Congreso, al proyecto de Ley contra el Fraude Fiscal.

Mientras tanto, las bancadas se darán un espacio de tres semanas para definir la forma para deliberar las reformas al empleo público para limitar el pago de pluses, principalmente.

Diferencias. Gerardo Vargas, jefe de fracción de la Unidad Social Cristiana (PUSC), y Mario Redondo, de Alianza Demócrata Cristiana (ADC), estiman que falta negociación, pues hay bancadas que desean que el debate se base en el expediente 19.923 (para racionalizar el gasto público) mientras otras apoyan que el tema de salarios y pluses sea discutido de forma desagregada.

Pero el diputado Franklin Corella, subjefe de fracción del PAC, manifestó satisfacción por el acuerdo que está a punto de ser firmado con la alianza opositora.

Dijo que tanto el Gobierno, como la coalición de bancadas de oposición, cedieron en varias de sus posiciones para facilitar el documento que se firmaría.

“Todos cedimos. La alianza debe hacer conciencia de la importancia que tendría permitir que los proyectos para aumentar los impuestos se empiecen a tramitar en paralelo en la Comisión de Asuntos Hacendarios. Sería muy importante enviarles señales en ese sentido a las calificadoras de riesgo (para que no reduzcan la nota de la deuda tica)”, justificó.

En tanto, el jefe de fracción del Frente Amplio (FA), Edgardo Araya, indicó que hasta este martes ese partido no había recibido ninguna invitación de la oposición o del PAC para negociar.

Esto pese a que el FA y esa alianza coinciden en varios puntos del recorte del gasto público, especialmente en el tema de pensiones. Sobre esto, los jefes de oposición dijeron tener voluntad de dialogar con el FA.