Aarón Sequeira. 6 marzo, 2014
El candidato del PLN, Johnny Araya, se fue de vacaciones cuatro días con su esposa, Sandra León. El lunes, iniciará una gira de agradecimiento a los dirigentes de Liberación por todo el país.
El candidato del PLN, Johnny Araya, se fue de vacaciones cuatro días con su esposa, Sandra León. El lunes, iniciará una gira de agradecimiento a los dirigentes de Liberación por todo el país.

El candidato presidencial del PLN, Johnny Araya, se tomó cuatro días de vacaciones desde hoy, tras anunciar la decisión de retirarse de la campaña electoral.

El liberacionista salió con rumbo a Guanacaste, para descansar antes de iniciar una "supergira" de agradecimiento a la dirigencia de todo el país que lo acompañó durante el tiempo que estuvo en la contienda.

Esas giras comenzarán este lunes, con un enfoque especial en los cantones de las provincias costeras, donde el Partido Liberación Nacional (PLN) se impuso sobre sus contrincantes, en la primera elección el 2 de febrero.

El exalcalde enfatizó que solamente estará fuera de San José hasta el sábado por la noche y que está en contacto constante por teléfono y redes sociales para responder los mensajes de apoyo que recibe.

Esta mañana, antes de salir a su descanso, Araya conversó con La Nación sobre la decisión de retirarse.

El liberacionista explicó que cerrará su oficina de la campaña el 15 de marzo, para buscar un despacho desde el que pueda dedicarse a sus nuevas labores como "líder de la oposición", cargo que asumirá a petición de los 18 diputados de la fracción electa del PLN.

Sin embargo, enfatizó que esa función de oposición será "seria y responsable", pues apuntó que no construirán el futuro de Liberación Nacional por encima de un resquebrajamiento del próximo gobierno, que de ganar Luis Guillermo Solís la segunda ronda, el 6 de abril, sería del Partido Acción Ciudadana.

Araya explicó que su decisión incluye alejarse totalmente de la publicidad electoral, para la cual tampoco tienen dinero disponible, así como de actividades proselitistas y reuniones con el comando que tuvo en campaña.

Añadió que el llamado a votar que hacen el comando de la juventud y los nuevos congresistas es una cuestión particular de ellos, en la que él no ha buscado influir.