Patricia Recio. 13 noviembre, 2020
El hueco en la junta de expansión pone ne riesgo a los vehículos más pequeños que transitan por el puente. Foto: Cortesía Elberth Peralta
El hueco en la junta de expansión pone ne riesgo a los vehículos más pequeños que transitan por el puente. Foto: Cortesía Elberth Peralta

El desprendimiento de una de las juntas de expansión en el puente de La Amistad, sobre el río Tempisque puso a correr a las autoridades, pues la intervención en dicha estructura estaba prevista para el otro año.

Sin embargo, debido al daño presentado en el material que une el puente atirantado con la estructura de concreto rígida, deberá ser atendido de urgencia, pues significa un riesgo mayor para los conductores.

La estructura se ubica en una ruta clave entre los cantones de Cañas y Nicoya, en Guanacaste.

La primera dama Claudia Dobles manifestó mediante una publicación en redes sociales que se trata de la junta de expansión ubicada en la pila 8 del puente, la cual habría “desaparecido” por vandalismo.

Según detalló, el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), se encuentra en proceso de realizar la reparación de dicha pieza, que será sustituida por completo en el contrato de intervención total del puente que estaría por salir a licitación el próximo mes.

Inicialmente, el Conavi pretendía realizar las mejoras en el puente donado por el Gobierno de Taiwán, mediante una contratación directa, no obstante, dicha solicitud fue denegada por la Contraloría General de la República.

“En este momento Conavi está realizando el cartel respectivo, el cual está previsto publicar este fin de año para recibir ofertas. Quedando para el primer trimestre del 2021 las etapas administrativas de revisión de ofertas, recomendación de adjudicación, apelaciones y adjudicación”, indica Dobles en el post.

La intención es que con estos trabajos, el puente cuyos daños se vienen presentando desde hace casi cinco años, regrese a su condición original.

Se estima que dicha intervención tendría un costo de $1,9 millones.

Para realizar las obras, el puente deberá cerrarse por al menos dos meses; por lo que se procura, según había adelantado tiempo atrás el director del Conavi, Mario Rodríguez, que la medida no coincida con períodos vacacionales o de alta demanda por las cosechas de los cultivos de los cantones cercanos.

El diputado guanacasteco Luis Antonio Aiza, aseguró que tras un oficio enviado al jerarca del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Rodolfo Méndez Mata, y una comunicación con el director del Conavi, le indicaron que la expectativa es que la adjudicación se logre concretar en marzo del próximo año, y los trabajos empezarían en julio o agosto.

Se intentó conocer con Rodríguez el tipo de arreglo urgente que se haría en la junta de expansión pero no fue posible localizarlo.

En tanto Elberth Peraza, un vecino de la zona quien dio a conocer la problemática dijo a La Nación que el daño no se dio a causa del vandalismo como indicaron las autoridades, pues anteriormente la otra mitad de la pieza había sido desprendida por un camión, lo que ocasionó que la parte restante se desprendiera y cayera al río.

Un daño similar ya se había registrado en el 2016, cuando una de las piezas metálicas de la junta de expasión también se desprendió

En esa ocasión, el MOPT informó de que debido al faltante de ese tipo de materiales en el país, la solución sería darle vuelta a ese componente.

Daño conocido

El problema en la junta de expansión de la pila 8 era conocido por ingenieros del Conavi desde hace un buen tiempo.

Precisamente, la sustituición era considerada una de las labores más urgentes que requiere la estructura.

Así lo indicaron en octubre del año pasado ingenieros del Conavi durante una presentación ante diputados, vecinos y alcaldes de la zona.

Las dos labores más urgentes se determinaron luego de una visita del diseñador de la estructura Helmut Wenzel .

Sobre la junta de expansión, indicaron que esta pieza estaba “muerta” y advirtieron de que en caso de un sismo el puente corría un alto riesgo.

Esto porque precisamente la función de esa pieza es permitir que el puente se mueva en caso de un sismo sin pegar con las estructuras adyacentes. Esa es una de las razones que explica por qué las aceras tienen fracturas, ya que durante el terremoto de Sámara, en el 2012, el puente “quiso moverse y chocó con las aceras”.

El otro punto urgente de intervenir son los apoyos que soportan la superestructura, que es la parte por donde transitan los vehículos.

En la intervención que estaría por sacarse a concurso, el Conavi también pretende incluir el reemplazo de todos los elementos dañados.

El puente de la Amistad fue donado por el Gobierno de Taiwán y se inauguró en abril de 2003. El costo de la estructura de 780 metros fue de ¢10.140 millones. Desde su construcción no ha recibido mantenimiento.

El daño en la junta de expansión había sido identificado desde hace más de un año por expertos. Foto: Cortesía Elberth Peralta
El daño en la junta de expansión había sido identificado desde hace más de un año por expertos. Foto: Cortesía Elberth Peralta