Infraestructura

Asfaltado entre Paquera y playa Naranjo tardará otros cuatro meses más

MOPT le había dado ultimátum para este viernes; empresa a cargo consiguió tiempo hasta abril debido a afectación por lluvias y atraso con expropiaciones

El asfaltado entre Paquera y playa Naranjo, en la península de Nicoya, no estuvo listo para este viernes 20 de diciembre, que era la fecha límite que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) le había otorgado a la empresa Azvi, a cargo de las obras.

La constructora consiguió una prórroga hasta el 30 de abril próximo para completar el pavimentado de los 21 kilómetros, así como la construcción de tres puentes.

El ingeniero a cargo de la Unidad Ejecutora, Tomás Figueroa, explicó que a la empresa se le otorgaron dos ampliaciones adicionales. debido a la afectación por las lluvias de los últimos meses.

Según Figueroa, actualmente el proyecto tiene un avance del 36%.

Actualmente, en la vía se realizan labores de movimiento de tierras y drenaje, además están en proceso de fabricación los materiales necesarios para la subbase y la base estabilizada.

De acuerdo con la información de la Unidad Ejecutora, de los tres puentes solo hay uno finalizado, que es el ubicado sobre el río Gigante, en Paquera. En cuanto al paso sobre el río Grande, en la misma comunidad, los cimientos quedarán concluidos este mes y la estructura en marzo del próximo año.

Finalmente, el puente sobre el río Guarial quedaría listo en abril del 2020.

La carretera, cuyo costo es de $27 millones, originalmente tenía un plazo de ejecución de 12 meses, el cual vencía en setiembre de este año. Sin embargo, en agosto se anunció que se le reconocerían tres meses debido a los retrasos causados por los efectos de la tormenta tropical que afectó la zona a finales del 2018.

Auditorías

En varios informes de auditoría elaborados por el MOPT, se señala que parte de los atrasos que ha sufrido la obra desde el inicio, obedecen a problemas con expropiaciones, relocalización de servicios públicos.

En esos documentos, también se mencionaba que la maquinaria debía realizar movimientos de tierra con postes en medio del trazado y tubería de agua potable expuesta.

El último de esos informes con fecha del 29 de noviembre indicaba que aún había muchas tuberías de agua que no habían sido reubicadas.

En otros documentos también se detalló que empresas prestadoras de servicios presentaron reclamos por varios postes que fueron quebrados, que podrían ser reutilizados y cuyo valor es de ¢100.000.

Sin embargo, en la más reciente auditoría más bien se señala la lentitud de una de esas compañías en el traslado de los servicios, a pesar de que ya se le canceló lo correspondiente para ese trabajo.

Asimismo, en repetidas ocasiones los vecinos han manifestado que sufren afectaciones por suspensiones de agua, luz o Internet a causa de los daños que provocaban las maquinarias a los cableados y tuberías.

Además del pavimentado de la vía a dos carriles, el proyecto incluye la construcción de aceras y bahías de autobuses en las zonas urbanas, así como la rehabilitación del sistema de drenaje, mejoras en el trazado actual, estabilización de taludes y pasos de fauna.

Los vecinos de Paquera llevan más de una década esperando por el asfaltado de la vía que les permitiría movilizarse mediante una ruta alterna al ferri.

Otra de las razones de queja frecuente entre los habitantes de esas comunidades tiene que ver con las afecciones a la salud que provoca al polvo, así como el deterioro de los vehículos.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.