José Andrés Céspedes. 27 agosto
Ottón Solís fue designado como representante de Costa Rica ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) el 8 de mayo de 2018. Foto: Alonso Tenorio
Ottón Solís fue designado como representante de Costa Rica ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) el 8 de mayo de 2018. Foto: Alonso Tenorio

El Gobierno anunció este jueves que propondrá una rebaja de un 34% al salario de los directores del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Ottón Solís, representante del BCIE por Costa Rica, aseguró que su salario es “absurdamente elevado”, pero que no puede precisar la cifra.

“Ese dato es confidencial, nada más le puedo decir que es absurdamente elevado, pero yo el dato no se lo puedo dar”, respondió a La Nación cuando se le consultó por el monto.

“Y el presidente lo sabe y por eso desde el inicio me dio instrucción de que luchara para reducirlo. Llevamos dos años en esta pelea y ahora la decisión de nuestra remuneración es de los gobernadores”, acotó.

Solís afirmó que no hay un presidente en Centroamérica que gane lo que le pagan a los directores del BCIE y que no hay ningún ministro de Hacienda que gane “nada” a la par de lo que se remunera a dichos directores.

Además, destacó que por esto él devuelve parte de su salario, pero que “eso es irrelevante, eso no es lo que cuenta, lo que cuenta es lo que se hace con eso”.

Agregó que ya van 60 años de que se mantengan estos salarios y que han pasado “toneladas” de directores y de presidentes de la República, pero que “es hasta ahora que se hace un esfuerzo en esa dirección”.

Propuesta motivada por pandemia

Costa Rica propondrá el ajuste salarial a la Asamblea General de Gobernadores del BCIE con el fin de que sean congruentes con las realidades de sus países integrantes y con la situación actual de la pandemia del nuevo coronavirus.

La moción será presentada el próximo 3 de setiembre por la ministra de Planificación y Política Económica, Pilar Garrido, en su función como gobernadora de Costa Rica ante el banco. La jerarca fue instruida por el presidente Carlos Alvarado.

“He propuesto a los presidentes de los países con representación en el BCIE, en continuación a los esfuerzos hechos desde julio del 2018, la reducción de la remuneración que reciben los directores de cada país frente a este órgano. La decisión se conocerá la próxima semana en reunión de gobernadores”, expresó Alvarado.

Presidencia indicó que la remuneración de un director del BCIE está exenta del pago del impuesto de la renta y de cargas sociales.

Además, detalló que es “varias veces mayor” a la de un ministro de Hacienda, pese a representar responsabilidades sustancialmente menores.

Como ejemplo, y a manera de referencia, el ministro de Hacienda actual de Costa Rica, Elian Villegas, percibe 1,8 millones, según lo indicó él mismo.

El Ejecutivo subrayó que los altos salarios de los directores significan un claro riesgo y una incoherencia con los principios y propósitos de fundación del BCIE.

Añadió que la credibilidad de esta institución, y sus políticas públicas hacia el bien común, no deben verse deslegitimadas por remuneraciones desproporcionadas en relación con los criterios de selección, las responsabilidades de los directores y con las condiciones socioeconómicas de la región.

“En una región con tanta necesidad y en tiempos de pandemia, debemos de dar un mensaje de austeridad en el uso de los recursos de las personas centroamericanas”, señaló el mandatario.

Posible monto

El 10 de junio de 2019, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, aseguró que el salario de los directores del BCIE es de $20.000, aunque no presentó ninguna prueba que respaldara dicha cifra.

Bukele escribió esto en su cuenta de Twitter cuando ordenó la destitución del representante de su país ante el organismo, Guillermo Funes, hermano del expresidente salvadoreño Mauricio Funes.

“En estos diez años, solo en salarios, sin contar todas las demás prestaciones (vacaciones, bonos, viajes, etc), el hermano de Mauricio Funes cobró 2.4 millones de dólares”, dijo.

Costa Rica confía en que tendrá el apoyo de todos los gobiernos para aprobar esta moción de ajuste a los salarios.

“Hoy más que nunca los pueblos de los países socios del BCIE requieren de manifestaciones concretas que demuestren claridad ante los retos y desafíos que impone la recuperación económica y social producto de la pandemia”, concluyó Presidencia.

Colaboró el periodista Óscar Rodríguez