Yeryis Salas. 10 diciembre, 2018
"No podemos aceptar la intromisión de fuerzas políticas y de funcionarios de otras instituciones públicas", denunció la Universidad. Foto cortesía UCR.

La Universidad de Costa Rica (UCR) denunció el ingreso de miembros del sindicato de estibadores a su sede del Caribe, en Limón.

La UCR los instó, por medio de un comunicado de prensa, a “respetar y abandonar el espacio universitario”.

Marlen León, vicerrectora de Docencia de la UCR, afirmó que los sindicalistas ingresaron antes de las 8 a. m., junto al excandidato presidencial y ex secretario general del Sindicato de Trabajadores de la UCR (Sindéu), Héctor Monestel.

Sin embargo, el Sindicato de Trabajadores de Predios y Muelles de Costa Rica (Sitramprecori), alega que sus integrantes solo llegaron a acompañar a los estudiantes de Marina Civil, quienes tomaron las instalaciones desde el 23 de noviembre en protesta por obstáculos que impiden su graduación.

“Tenemos familiares en la Universidad, estudiando Marina Civil, y nos pidieron el apoyo. Creemos que debemos estar unidos, más por el impacto que viene en desempleo”, declaró José Guadamuz, secretario adjunto de este gremio, quien añadió que tras entrar al campus, unos oficiales de seguridad les pidieron los datos personales.

Actualmente, las autoridades universitarias negocian con representantes de la carrera, que tiene a unos 130 jóvenes que no pueden realizar su práctica profesional ni presentar tesis, a pesar de que ya aprobaron todos sus cursos.

Según la misiva de la Universidad, “no podemos aceptar la intromisión de fuerzas políticas y de funcionarios de otras instituciones públicas, que perturban la disposición al diálogo y la búsqueda de soluciones a situaciones propias de la institución”.

“Estamos en el proceso de negociación con los estudiantes. Hemos invitado a don Héctor (Monestel) y a las demás personas que se encuentran ajenas al cuerpo estudiantil para que por favor se retiren y podamos seguir en el proceso con los estudiantes”, declaró Marlen León.

Monestel manifestó que se presentó a la sede porque los alumnos le pidieron ser su representante legal en las conversaciones.

“Esto me parece muy grave, se le está negando un derecho fundamental a estos estudiantes, a los cuales se les dio una respuesta cargada de elementos jurídicos y me parece lógico que busquen asesoría”, señaló el excandidato presidencial.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Estudiantes de Marina Civil, Jason Mora, denunció que la Universidad tampoco permitió el ingreso a las negociaciones del presidente de la Federación de Estudiantes de la UCR (FEUCR), Renato Franco.

“Ellos dijeron que tampoco iba a estar en el dialogo porque esto es algo de la sede del Caribe, siendo Franco el máximo representante de los estudiantes de la Universidad”, aseveró Mora.