Daniela Cerdas E.. 16 octubre
Carlos Alvarado, actuó como testigo de honor.en la firma de la tercera convención colectiva del MEP. Cortesía APSE
Carlos Alvarado, actuó como testigo de honor.en la firma de la tercera convención colectiva del MEP. Cortesía APSE

En la nueva convención colectiva, firmada este viernes a las 5 p. m., el MEP se comprometió con los sindicatos a otorgar plazas a 4.000 cocineras quienes, actualmente, tienen un puesto interino en la institución.

Sin embargo, ese compromiso lo firmaron sin que se haya aprobado el presupuesto del 2021 que incluye los fondos para su contratación.

De hecho, en la Comisión de Hacendarios, en donde la ministra de Educación, Guiselle Cruz, fue a defender el presupuesto del próximo año, los diputados le cuestionaron la necesidad de la creación de las plazas en medio de la crisis económica.

En la convención colectiva se estableció que en 2021 se contratarán a las primeras 2.000 y en el 2022 a las otras 2.000. La convención se negoció desde hace nueve meses.

“Se crean 2.000 plazas, se suman a un aparato estatal que esta abotagado, que ya no puede más ante una coyuntura difícil. Lo que usted indica pareciera que no es una respuesta sólida de por qué quiere sumar esas 2.000 plazas nuevas si ya están con contratos vigentes por servicios en materia de contratación administrativa que incluso estan incorporados en el presupuesto”, dijo la diputada liberacionista Ana Lucía Delgado.

Cruz les alegó a los legisladores que la decisión tenía que ver con una “política social” y que su contratación generaría un ahorro al Estado.

Explicación

La Nación le consultó el viceministro Administrativo del Ministerio de Educación Pública (MEP), Steven González, cómo explica que la contratación en propiedad de estas cocineras va a generar un ahorro cuando, por tener una plaza, van a disfrutar de pluses como anualidad, salario escolar y zonaje, que hoy no se les paga.

Dijo que ellas (la mayoría son mujeres) en el sector público van a recibir menos salario del que recibían al ser contratadas por servicios por las Juntas de Educación, que es un ente privado. Si pasan a formar parte se la planilla del MEP, les pagarán ₡308.400; las juntas les pagaba ₡352.852.

Él dice que esa diferencia salarial compensaría el dinero adicional que van a recibir por pluses.

“Se hizo una proyección en la cual no hay un incremento en el costo para el MEP por esa diferencia salarial. (Su contratación) depende de la aprobación del presupuesto 2021 por parte de los diputados” explicó.

Carmen Brenes, secretaria de Asociación Nacional de Educadores (ANDE), dijo que la garantía de ser propietarias es muy importante, debido a que están garantizándose ser dueñas de ese puesto ya que año con año cambian de instituciones.

“Ahora van a recibir todas las garantías de un funcionario de la educación pública. Adquieren la maxima garantía que es tener un puesto en propiedad. La importancia es que a vos no te van a despedir tan fácilmente”, manifestó la sindicalista .

Otros cambios

La nueva convencion colectiva fue firmada por el ministro a. i. de Educación Pública, Steven González y la ministra de Trabajo, Geannina Dinarte. También participaron Gilberto Cascante, de la ANDE; Gilberth Díaz, del Sindicato de Educadores y Educadoras Costarricenses (SEC); Zaray Esquivel Molina, de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) y Rosario Ruíz Ruíz, del Sindicato de Trabajadoras de Comedores Escolares y Afines (Sitracome). El presidente, Carlos Alvarado, participó como testigo de honor.

En la convención se estipuló, además, una licencia de tres días por la muerte del abuelo de los funcionarios.

También, el MEP incluirá el plus de incentivo didáctico, que se creó con el fin de que los docentes compraran materiales para impartir las lecciones, como parte del salario. Antes correspondía al 8,33% del salario total (base más pluses).

Ahora se incorporará al salario base y equivaldrá a un 12,6% adicional de ese sueldo.

Los incentivos como zona de menor desarrollo (IDS) y zonaje, que se pagaban por laborar en lugares peligro o vulnerables, se convertirán en solo uno. Será un monto nominal incorporado al salario base.

Además, se estableció que los funcionarios administrativos, al igual que como pasaba con los docentes, tendrán toda la Semana Santa libre y los días lunes, martes y miércoles Santos no se les rebajará de su saldo de vacaciones.

“Según los cálculos, esta tercera convención va a costar lo mismo que la segunda, no hay un incremento, creemos que no va a variar el costo de la convención colectiva. Esta convención es bastabte austera. Creemos que el tamaño del Estado dene ser eliminando en funciones innenesarias, pero los comedores son servicio esencial”, dijo González quién no detalló cuánto costará esta convención con respecto a la anterior.