Educación

Padres presionan por más cupos para estudiantes en colegio fronterizo

35 estudiantes no pudieron inscribirse para el curso lectivo 2022 por falta de capacidad del Liceo Rural Medio Queso, en Los Chiles

Preocupados porque sus hijos reciban educación, un grupo de padres y madres cerraron los accesos al Liceo Rural Medio Queso, en Los Chiles, Alajuela, la mañana de este jueves 3 de marzo. Los pobladores reclaman que el centro educativo no tiene capacidad para admitir a todos los estudiantes de la zona, lo que dejó sin cupo a 35 estudiantes de sétimo año.

Los manifestantes exigen que se aumente la matrícula para garantizar que sus hijos puedan educarse en esta comunidad fronteriza, donde abundan las necesidades.

Según Omar Rojas, director del centro educativo, en la actualidad solo hay capacidad solo para 190 estudiantes, aunque la demanda supera esa cifra. Para remediar la situación y disolver la protesta, Rojas propuso a la Dirección Regional de Educación de San Carlos, a la cual pertenece el Liceo Rural Medio Queso, implementar un horario temporal mientras se encuentra una solución definitiva.

La propuesta consiste en no atender el 100% de las secciones todos los días. Por ejemplo, los lunes no asistirían a clases los novenos, los martes no irían los octavos, los miércoles los sétimos, los jueves volverían a estar libres los octavos y los viernes no darían clases, de nuevo, a los sétimos.

El problema es que bajo ese modelo, los estudiantes de sétimo y octavo solo recibirían clases tres de los cinco días de la semana. Aprobar o no ese esquema depende de la Dirección Regional de Educación de San Carlos, la cual recibió un oficio con los detalles este jueves.

La Nación consultó al Ministerio de Educación Pública (MEP) sobre la situación de este centro educativo y se está a la espera de respuesta.

Además de los problemas de aforo, el Liceo enfrenta problemas de infraestructura y escasez de personal docente.

El Liceo Rural Medio Queso recibe estudiantes de poblados como Cuatro Esquinas, Isla Chica, El Cachito, Punta Cortés, El Combate, El Parque, Mojón 8 y San Gerardo, entre otras, todos pueblos fronterizos, de difícil acceso, lo que implica un gran esfuerzo de las familias para que sus hijos reciban educación.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), en ese cantón, fronterizo con Nicaragua, viven 35.000 personas, de ellas aproximadamente 7.000 tienen entre 10 y 19 años.

El curso lectivo 2022 inició el 17 de febrero anterior, luego de dos años de virtualidad y semipresencialidad obligadas por la pandemia. Dos semanas después del inicio, este colegio no ha podido normalizar lecciones.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.