Patricia Recio. 29 octubre, 2019
Los muchachos comenzaron este martes las pruebas de bachillerato con el diagnóstico de Español. Foto Alonso Tenorio
Los muchachos comenzaron este martes las pruebas de bachillerato con el diagnóstico de Español. Foto Alonso Tenorio

Con el fin de evitar el robo o fraude en la prueba de bachillerato de Matemáticas, tal y como ocurrió el año pasado, el Ministerio de Educación Pública (MEP) reforzó las medidas de seguridad durante la distribución de los formularios y lo hará este martes, al momento de la aplicación de estos exámenes

Pablo Mena, director de Gestión y Evaluación de la Calidad del MEP, explicó que estas previsiones también se han tomado para las otras asignaturas.

Los controles aplicados, dijo el funcionario, son recomendaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), a partir de las pesquisas realizadas por el robo de la prueba del año anterior.

Dichas medidas no fueron reveladas por obvias razones de seguridad.

Asimismo, dijo que esa rigurosidad les produjo algunos contratiempos a nivel de la imprenta durante la distribución de los formularios el domingo. Tales escollos fueron solventados.

“Hemos incrementado medidas que hicieron que la distribución fuera más compleja. Ayer (lunes) se hizo tal y como estaba programada”, dijo.

Mena afirmó que la aplicación de la prueba de Español este lunes transcurrió con normalidad y que, por el momento, no hay indicios de que la de Matemáticas haya sido filtrada o robada.

El año pasado, el examen de Matemáticas fue retirado cuando ya se encontraba en manos de los estudiantes, luego de que se conociera que muchos alumnos tuvieron acceso previo a la evaluación.

Esta es la última vez que los estudiantes de undécimo de colegios públicos diurnos o nocturnos y privados se enfrentan a bachillerato. Los aplican 67.179 muchachos.

A partir del otro año, estas pruebas serán sustituidas por las pruebas de Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO).

Estudiantes del Liceo Luis Dobles Segreda, en La Sabana, hacían un último repaso antes de ingresar al aula. Foto: Alonso Tenorio
Estudiantes del Liceo Luis Dobles Segreda, en La Sabana, hacían un último repaso antes de ingresar al aula. Foto: Alonso Tenorio