Daniela Cerdas E.. 1 febrero

Las becas de Fonabe que se otorgan principalmente a niños de escuelas podrían pasar a manos del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Gobierno estudia pasar becas de Fonabe al IMAS para buscar eficiencia.
Gobierno estudia pasar becas de Fonabe al IMAS para buscar eficiencia.

Esa es la posibilidad que estudia el Poder Ejecutivo con la idea de “lograr una mayor eficiencia” en la entrega y pago de los subsidios.

“Un equipo técnico interinstitucional analiza los programas de becas en educación preescolar, primaria y secundaria, correspondientes al Fondo Nacional de Becas y Avancemos, con el objetivo de lograr una mayor eficiencia en su proceso de otorgamiento”, dijo el Ministeriod e Educación (MEP), institución que gira el dinero para las becas de Fonabe, en un comunicado.

Entre los objetivos está tener un solo registro de beneficiarios que, según el Ejecutivo, reforzaría la efectividad y los controles que se ejercen sobre el gasto público. Además, así descargarían a los docentes de esas tareas administrativas.

En un comunicado de prensa, el Gobierno informó de que ante cualquier cambio que se genere con esta revisión, se garantizará el otorgamiento de los 211.000 subsidios del Fondo Nacional de Becas (Fonabe) y los 160.000 que se otorgan por medio del programa Avancemos.

También garantizan la protección de los derechos y la estabilidad de los funcionarios de Fonabe.

En el análisis del futuro de Fonabe participan funcionarios de la Presidencia de la República, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Ministerio de Desarrollo Humano e Inclusión Social.

Rosa Adolio Cascante, viceministra Administrativa del MEP, indicó que a mediados de febrero comunicarán las propuestas con los cambios en la gestión de los programas sociales que están destinados a mantener a la población en el sistema educativo.

Tanto la Contraloría General de la República (CGR) como la Defensoría de los Habitantes han llamado la atención por las deficiencias de Fonabe en el otorgamiento de los subsidios para estudiar.

Una auditoría del 2017 de la Contraloría (DFOE-SOC-IF-09-2017), reveló que estudiantes de bajos recursos tuvieron que esperar hasta medio curso lectivo para que les aprobaran una beca de Fonabe.

Un 56,35% de los pedidos de beca que ingresaron al Fondo a inicios de 2016 fueron aprobados hasta el segundo semestre de ese año.

La CGR también identificó que el mecanismo vigente para la solicitud de becas hace difícil que los estudiantes pobres, sean de preescolar, primaria o universidad, accedan al beneficio, pues entre los 376 encargados de comités de becas en centros educativos encuestados, solo un 49% logró obtener una cita para realizar el trámite en el 2016.

De ellos, un 72,6% debió esperar entre 2 y 12 meses para conseguir un cupo.

El sistema vigente para la solicitud de becas implica que un encargado en cada centro educativo, de cualquier parte del país, recoja la documentación de los estudiantes interesados en obtener el beneficio, saque una cita y viaje a la sede central del Fonabe, en San José, para presentar los requisitos.

Por su parte, la Defensoría de los Habitantes abrió una investigación contra el Fodo en 2017 tras una denuncia de la encargada de becas del Centro de Educación Especial de Grecia.

La funcionaria se quejó de la imposibilidad de obtener una cita por vía teléfónica o web, para entregar expedientes de solicitudes de estos subsidios.