Educación

Estas son las nuevas condiciones para los préstamos de Conape del 2022

Institución redujo de 5,5% a un 4,5%, lo que la convierte en la tasa más competitiva y baja en el país

La Comisión Nacional de Préstamos para Educación (Conape) presentó su Plan Anual de Gestión de Crédito 2022 en el cual estableció nuevas condiciones para el financiamiento de carreras el próximo año.

Una de las novedades más importantes fue la reducción de la tasa de interés, que pasó de 5,5% a un 4,5%, lo que la convierte en la más competitiva y baja en el país. La decisión, según la entidad, se tomó con el objetivo de mejorar las condiciones para promover la formación de profesionales en medio de la crisis económica que encara el país.

Esta es la segunda ocasión durante la pandemia en que el Consejo disminuye su tasa de interés, como una forma de apoyar a quienes han sufrido mayor impacto económico por la crisis sanitaria y no cuentan con recursos propios para estudiar una carrera técnica o profesional.

“Tomamos la decisión de disminuir la tasa de interés, en un punto porcentual para todas las carreras, porque enfrentamos un momento histórico que requiere la generación de la mayor cantidad de oportunidades posibles. Desde Conape, consideramos que no es el momento de hacer diferenciación de condiciones, tomando como parámetro la carrera a estudiar, sino que, por el contrario, la coyuntura actual demanda que ofrezcamos mejores condiciones y más oportunidades para todos”, explicó Efraín Miranda, secretario ejecutivo de Conape.

La nueva tasa de interés, aplica a partir del 1.° de diciembre, tanto para los nuevos créditos como para toda la cartera crediticia vigente.

Con esta nueva tasa, por una deuda de ¢8 millones, por ejemplo, el prestatario deberá pagar ¢84.000 por mes, durante 10 años. Mientras tanto, por un crédito de ¢19 millones, la persona pagaría ¢155.300 mensuales, por un plazo de 14 años.

La institución anunció además, que dispone de ¢31.000 millones para financiar carreras en el 2022, monto que supera en ¢5.000 millones el establecido para el 2021. La meta es otorgar 4.884 préstamos educativos, lo cual, representa un aumento de casi un 30%, con respecto al año en curso.

Se estima que, alrededor de un 60% de los créditos, se otorguen a personas provenientes de zonas de desarrollo relativo muy bajo, bajo y medio.

“Para el próximo año, la institución continuará brindando el financiamiento de todas las carreras a nivel de pregrado, grado y posgrado en Costa Rica y el exterior, que se encuentren debidamente autorizadas por el ente regulador de la educación en cada país. No habrá restricción alguna, para ninguna carrera”, enfatizó el representante de Conape.

Para Miranda, esta medida junto a la baja en la tasa de interés son aliados para estimular la formación de profesionales, lo que se traduce en desarrollo para el país.

Del total de presupuesto para el próximo año, la institución dispondrá de ¢1.400 millones para el financiamiento de carreras de personas indígenas o en condición de pobreza.

Las solicitudes de préstamo con estas nuevas condiciones de financiamiento podrán ser tramitadas a partir del miércoles 1°. de diciembre.

Aunado al financiamiento de carreras, la entidad también ofrece la opción para financiar diferentes rubros de sostenimiento y equipo de cómputo, para que los beneficiarios del préstamo puedan dedicarse de lleno a cumplir su programa de estudios.

De esta manera, los rubros contemplados son: matrícula, tesis, tesina, pruebas de grado, prácticas, aranceles de graduación, alojamiento, transporte, alimentación, útiles y materiales para estudio; computadoras, tabletas, herramientas, instrumentos u otros equipos necesarios para el estudio debidamente justificados; gastos de notariado y avalúo de bienes inmuebles, sujetos a garantía.

Asimismo, para el nuevo periodo y mediante su notario de planta, Conape brindará de forma gratuita, la confección de la escritura para los créditos hipotecarios que se firmen en sus oficinas ubicadas en San Pedro de Montes Oca, por lo que los prestatarios se ahorrarán los honorarios que antes se sumaban a los costos del crédito.