Educación

Directores tendrán que redistribuir alumnos por congelamiento de 850 plazas de docentes

Norma presupuestaria impide al MEP reponer el 80% de puestos que quedan vacantes por renuncia, jubilación, despido o fallecimiento de funcionarios. Ministerio prevé afectación para unos 20.000 estudiantes

Los directores de centros educativos públicos donde se jubile, renuncie, despida o fallezca un docente, deben redistribuir sus alumnos entre otros educadores porque una restricción presupuestaria les impide llenar esa plazas.

Se trata de la norma 12 de la Ley de Presupuesto Ordinario y Extraordinario de la República para el Ejercicio Económico del 2021, específicamente el inciso 2, que impide llenar plazas vacantes en las instituciones cubiertas por el presupuesto nacional, como los ministerios, Poder Legislativo , Poder Judicial, Tribunal Supremo de Elecciones y órganos desconcentrados.

La norma se aplicó para el segundo semestre del 2020 y los diputados aprobaron mantenerla para el presupuesto 2021.

En el caso del Ministerio de Educación Pública (MEP), la medida afecta al 80% de los puestos que queden vacantes, es decir, solo se puede llenar el 20%.

Steven González, viceministro administrativo, explicó que desde el año pasado a la fecha se han congelado 1.039 plazas derivadas de jubilaciones, despidos, renuncias o fallecimientos. Ese número corresponde al 80% de las plazas que quedaron disponibles.

De esas plazas congeladas, 850 corresponden a educadores; el resto a personal administrativo, guardas de seguridad y cocineras. El MEP tiene una planilla de cerca de 80.000 funcionarios.

Según González, la restricción afectará el sistema educativo porque esos 850 docentes que no se pudieron reponer debían atender a 20.000 alumnos este curso lectivo que inicia el 8 de febrero. Con la medida, esos estudiantes quedan sin educador.

Afirmó que el problema se puede hacer más grande conforme pase el tiempo y se mantenga esa norma, ya que cada año se pensionan en promedio de 2.200 funcionarios.

¿Qué va a hacer el MEP?

“Hemos estado conversando con el Ministerio de Hacienda y Ministerio de Presidencia sobre la afectación al sistema educativo, también se habló sobre esto en la comparecencia ( de la ministra de Educación, Guiselle Cruz, la semana pasada en el plenario) y se ha abordado en la Comisión de Ciencia Tecnología y Educación.

“Con el Ministerio de Hacienda, la idea sería incluir en un presupuesto extraordinario la posibilidad de usar las plazas vacantes docentes que se han congelado a la fecha. La decisión última recae en los diputados, solo ellos pueden modificar la ley para excluir al personal docente del MEP de la aplicación de esa norma”, expresó González.

Ese llamado fue el que hizo la ministra Guiselle Cruz en la audiencia ante el plenario legislativo, la semana pasada. Ahí pidió a los legisladores sacar de la norma los puestos de educadores.

“Es vital para poder continuar con el servicio educativo, de lo contrario, estaríamos dando un paso hacia atrás, casi a los años 70, donde un profesor, en vez de tener 30 estudiantes en su aula, tendría que tener alrededor de 50 o 70 estudiantes”, dijo la jerarca.

El viceministro González añadió que, mientras esté vigente la norma, será el director del centro educativo el que deberá idear un plan remedial.

“El director del centro educativo tiene que ver cómo redistribuir con sus docentes los alumnos del educador que se fue, para dar ese servicio educativo. El docente tendrá más alumnos, darle unas horas a un grupo y otras a otro grupo. Se va a seguir agravando el problema y puede llegar el punto de que esta solución no sea sostenible y que se desborde la capacidad docente de atender a un número de estudiantes”, expresó.

El funcionario reconoció que no hay muchas opciones para atender este problema.

“El docente es fundamental y no es sustituible, necesitamos que revise ese tema, es urgente modificar esta norma, ya que van a haber alumnos que no van a tener docente asignado el 8 de febrero”, dijo.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, explicó que el Poder Ejecutivo presentó en enero, como parte de la agenda fiscal, un proyecto de ley ante la Asamblea Legislativa que podría ser la salida para el MEP, aunque no tan pronta como lo quisiera.

Con ese plan, dijo Villegas, se podrían tramitar algunas excepciones que mantengan el espíritu de la norma 12 “pero que le aporten la flexibilidad que se requiere ante situaciones de relevancia para el accionar administrativo y ante el eventual perjuicio a derechos socialmente valiosos, como el derecho a la educación”.

El proyecto es el 22.368 llamado Reducción del gasto público mediante la eliminación de plazas vacantes y congelamiento de pensiones con cargo al presupuesto nacional.

“Forma parte de la agenda que se está viendo en estas semanas”, aseguró Villegas.

En criterio del diputado liberacionista Wagner Jiménez, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, que conoce temas de educación, la norma debe revisarse y el Poder Ejecutivo tienen que solicitar por escrito a las fracciones, la posibilidad de hacer una modificación a través del proyecto 22.368.

“Los legisladores estamos en la obligación constitucional de garantizar el derecho a la educación y, desde esa perspectiva, yo estaría en la disposición de conversar con los compañeros de mi fracción, toda vez que los ministerios de Hacienda y Educación se pongan de acuerdo. No podemos afectar las lecciones de nuestros niños y nuestros jóvenes. Sin maestros ni profesores no habría educación en el país”, explicó el congresista, educador de profesión.

La legisladora del Partido Liberación Nacional (PLN), Ana Lucía Delgado, manifestó que es al Ministerio de Hacienda al que le corresponde revisar (la exclusión de los docentes en la aplicación de la norma para el 2021) e incluir esto en el presupuesto extraordinario.

“Reglamentariamente, estamos imposibilitados a agregar cambios al Presupuesto Nacional que no sean solicitados por el Poder Ejecutivo. La Norma Presupuestaria para restringir las plazas tiene como objeto buscar la eficiencia del gasto público, no hacer inoperante a las instituciones, si es necesaria ajustarla, se hace”, dijo Delgado.

Mientras esto se resuelve, para el 8 de febrero es previsible que, como todos los años, haya reportes de estudiantes sin maestro porque los que nombró el MEP desestiman o renuncian al puesto debido a que no les gusta el centro educativo o la zona donde se ubica. Sin embargo, ahora se suman los estudiantes sin educador por el impedimento de llenar las plazas vacantes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.