Josué Bravo. 5 agosto
La educación dual es optativa. Foto: Rafael Pacheco
La educación dual es optativa. Foto: Rafael Pacheco

La Asamblea Legislativa aprobó la noche de este lunes el proyecto de educación dual, en primer debate, por 48 votos a favor y dos en contra. El segundo y último debate se programó para el jueves.

Lo que busca el plan es que los estudiantes mayores de 15 años, que así lo deseen, se matriculen en una modalidad de estudios dual, entendida como una educación que permite formarse en dos ámbitos de aprendizaje: en una “institución de Educación y Formación Técnica Profesional (EFTP)” y en una “empresa o centro de formación para la empleabilidad”, según establece el proyecto de ley.

¿Cómo votaron los diferentes partidos? El plan contó con el respaldo de 16 diputados del Partido Liberación Nacional (PLN); 8 del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC); 7 del Partido Acción Ciudadana (PAC); 6 de Nueva República; 5 de Restauración Nacional (PRN); 3 del Partido Integración Nacional (PIN); 2 del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC) y uno del independiente Erick Rodríguez Steller.

Votaron en contra José María Villalta, del Frente Amplio, y Shirley Díaz, del PUSC.

Wagner Jiménez, diputado del PLN y uno de los mayores impulsores del proyecto: “Los jóvenes obtendrán más de 1.000 horas de experiencia profesional que les funcionará para obtener con mayor eficiencia su primer empleo”. Fotografía: John Durán
Wagner Jiménez, diputado del PLN y uno de los mayores impulsores del proyecto: “Los jóvenes obtendrán más de 1.000 horas de experiencia profesional que les funcionará para obtener con mayor eficiencia su primer empleo”. Fotografía: John Durán

“La alternancia, que es un principio que definimos en el proyecto, garantiza que los jóvenes obtendrán más de 1.000 horas de experiencia profesional que les funcionará para obtener con mayor eficiencia su primer empleo”, destacó uno de los principales impulsores del proyecto, Wagner Jiménez (PLN), presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología que dictaminó el proyecto.

En su cuenta de Twitter consideró esto como un “gran paso que le ha costado al país años de discusión. Agradezco a los compañer@s diputados su esfuerzo y apoyo a esta iniciativa que pretende dar más oportunidades a los jóvenes al tiempo que contribuye con el crecimiento económico”.

La aprobación ocurrió luego de que el Congreso rechazara, una por una y en un periodo de más de seis horas, 38 mociones de reiteración que pretendían modificar el texto dictaminado. De ellas, 32 fueron presentadas por Villalta.

El legislador frenteamplista pretendió, principalmente, que el convenio educativo se convirtiera en un contrato laboral con la empresas, con la finalidad de que el estudiante, por ejemplo, pudiera ser asegurado ante la Caja Costarricense de Seguro Social.

Por su parte, Díaz, quien también presentó mociones de reiteración, pretendía que el proyecto contemplara la obligatoriedad de que el estudiante continuara con sus estudios una vez que terminara el proceso de educación dual, entre otros elementos.

En junio, el proyecto tuvo dictamen afirmativo unánime de la Comisión de Ciencia y Tecnología y Educación de la Asamblea Legislativa, cuyos diputados modificaron el texto que recibieron.

La iniciativa pretende crear programas educativos donde los estudiantes mayores de 15 años aprendan teoría en las aulas y la apliquen en prácticas técnicas y profesionales en empresas públicas o privadas, al tiempo que ganan un reconocimiento económico, administrado por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Una vez terminado el programa dual, los jóvenes obtendrán un título de práctica profesional que será tomado en cuenta como experiencia profesional cuando salgan a buscar nuevos trabajos (esto por acuerdo entre el sector empresarial privado).

Según una encuesta de 2018 de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), el 72% de las empresas privadas están interesadas en apoyar este programa.

Participarán en la formación de estudiantes colegios técnicos del Ministerio de Educación Pública (MEP), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), universidades públicas y privadas y parauniversitarias.

Mientras, que a nivel de empresas pueden participar grandes y medianas, siempre y cuando tengan la capacidad instalada para recibir aprendices y brinden la seguridad durante la práctica de los estudiantes.

Los estudiantes podrán obtener una beca de transporte, alimentación y vestimenta, por ejemplo.

Para ello la ley ordena al INA asignar como mínimo el 1% de su presupuesto ordinario anual para crear un Fondo de Becas para los estudiantes, al cual deben contribuir las empresas grandes que participen del convenio con ¢120.000 por cada aprendiz que reciban.

A modo de ejemplo, este año el INA tiene un presupuesto de ¢145.502 millones. Ese 1% equivaldría a ¢1.455 millones.

También, deberán recibir una póliza de riesgo de trabajo a través del Instituto Nacional de Seguros, aunque la relación entre la empresa y el estudiante, una vez que se inicie las prácticas, no constituye una relación laboral.

Al no ser un contrato laboral, se establece primero a través de un convenio de matrícula entre el centro educativo y estudiantes, y luego entre el centro de enseñanza y la empresa.

La diputada Yorleny León, del PLN, dijo en su cuenta de Twitter que “la educación dual facilita la inserción en el mercado laboral de los jóvenes al permitirles adquirir conocimiento y experiencia al mismo tiempo. Con esta ley la Asamblea Legislativa refuerza su compromiso de aprobar leyes en pro de reactivar economía y dar oportunidades a los ciudadanos”.

Gustavo Viales, de Liberación, agregó que “cuando se busca trabajo la falta de experiencia es una barrera. ¿Cómo adquirir experiencia si nadie da empleo?”. Para eso, dijo, “aprobamos en primer debate el proyecto de Educación Dual”.

María José Corrales, del PLN, afirmó: La semana anterior fue (aprobada la ley de) teletrabajo, hoy es Educación Dual. Los diputados asumimos el compromiso de aprobar legislación que fomente la reactivación económica y lo estamos cumpliendo".

Enrique Sánchez, del PAC, declaró: “Finalmente, tras muchos años de discusión, aprobamos el expediente de Educación y Formación Técnica Dual, que busca ampliar la aplicación de esta modalidad a más instituciones y lugares del país. Será una herramienta importante para generar empleabilidad”.