Daniela Cerdas E.. 10 diciembre, 2019
De 54.835 estudiantes que realizaron los exámenes en el 2019, 48. 811 lograron aprobarlos,. Fotografía: Lilliam Arce.
De 54.835 estudiantes que realizaron los exámenes en el 2019, 48. 811 lograron aprobarlos,. Fotografía: Lilliam Arce.

El bachillerato estableció marcas históricas en su despedida. Luego de 31 años de aplicarse, cerró con una promoción de 89%, que se logró con las mayores ayudas otorgadas por el MEP a los estudiantes.

De 54.835 alumnos que realizaron las pruebas nacionales este año, 48.811 las aprobaron, informó este martes el Ministerio de Educación Pública (MEP), durante una actividad realizada en el Liceo de Escazú.

Todos ellos realizaron los exámenes con normas más flexibles que años atrás.

Debido a la huelga de tres meses del 2018 y la suspensión intermitente de labores de este año, el MEP decidió aumentar el peso de la nota de presentación para la calificación final y dar curvas de acuerdo al tipo de colegio.

De esta forma, el 60% lo constituyó la nota de presentación, mientras que el examen, un 40%. Sin embargo, este año, se dio una ayuda adicional, pues para calcular la nota de presentación se incluyeron también las materias especiales (Educación Física, Religión, etc), cuando anteriormente solo se tomaban en cuenta las básicas. Nunca antes se habían dado estas compensaciones a los alumnos.

Esta posibilidad aumentó en un 2% la nota de presentación en relación con el año pasado, dijo Pablo Mena, director de Gestión y Evaluación de la Calidad del MEP.

Aparte, se otorgó una curva de cuatro puntos para colegios técnicos, seis para académicos diurnos y ocho puntos para nocturnos.

El 2018 también se dio una promoción importante pues cerca del 80% de los alumnos pasó todas las materias cuando, generalmente, ese porcentaje ha rondado el 70%. En ese entonces, se dieron curvas de entre seis y nueve puntos. Sin esas ayudas, la promoción hubiera sido del 25%.

Matemáticas

Lo más destacable este año es la promoción en Matemáticas. Históricamente, la promoción en esta materia es la más baja, pasa cerca del 70% de los alumnos, sin embargo, este año llegó al 90%.

La asignatura con mayor promoción fue Cívica con un 99,80%. En Español, pasaron el 99,51% de los alumnos y en Estudios Sociales el 97,72%.

En Física la promoción fue de 98,71%; en Química, 98,89% y en Biología 99,27%.

Por modalidad, los colegios académicos obtuvieron 93,79% de promoción, los técnicos 88,70% y los nocturnos 77,85%.

Otro aspecto que llama la atención es que, generalmente en años anteriores, de los más de 54.000 alumnos de undécimo año, solo logran ir a las bachillerato cerca de 30.000, pues el resto debe alguna materia del último año. Sin embargo, este año, ese número aumentó considerablemente.

“Este año estuvo por encima la cantidad de alumnos que aplicaron las pruebas y por varias razones. Se puede deber a que los indicadores educativos que han mejorado como, por ejemplo, menor exclusión. Hay más alumnos que están en las aulas y no se nos van, por eso el porcentaje de exclusión es menor. También los apoyos curriculares que hacen que más alumnos pasen”, expresó Mena.

Guiselle Cruz, ministra de Educación, recordó la huella de los exámenes de bachillerato que se realizó este año por última vez para dar paso a las llamadas pruebas de Pruebas Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades (FARO).

“Nos dimos a la tarea de crear una nueva prueba que enfatizará prioridades como el desarrollo de habilidades, construcción del conocimiento de forma colectiva, la superación de paradigmas, una evaluación continua que se utilice para conocer el avance del desarrollo de habilidades, entre otros, y es entonces cuando nacen las pruebas FARO las cuales fueron implementadas este año como plan piloto y que llegarán a todos los centros educativos el próximo año”, expresó Cruz.

La ministra dio reconocimientos a los estudiantes con los mejores promedios en el nivel nacional y por modalidad, así como a las direcciones regionales con mayor promoción como la de Cartago, San José Norte y Heredia.

El alumno Emerson González del Colegio Científico de Alajuela obtuvo la nota promedio más alta, 98,64%. Le sigue Brayan Alvarado, del Liceo Experimental Bilingüe de San Ramón, con un 97,94%.

Contraste

Mientras en bachillerato se dan promociones históricas, el diagnóstico internacional del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés), dado a conocer la semana anterior, muestra otra realidad.

La educación costarricense sigue sin dar señales a pesar de las reformas curriculares del MEP, la capacitación docente y recursos invertidos. El rendimiento de los estudiantes sigue de acuerdo a las pruebas realizadas cada tres años por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), organismo al cual Costa Rica pretende ingresar.

Según el documento oficial, en Lectura, la “asignatura principal de PISA”, la calificación obtenida por Costa Rica fue de 426, un punto menos que en 2015 (427) y 10 menos que en 2012 (436).

En Matemáticas, la situación no es distinta. El país obtuvo una calificación de 402; en 2015, fue de 400, mientras que en 2012 consiguió 406.

Por último, en Ciencias, Costa Rica obtuvo 416 puntos, cuatro menos que hace tres años (420) y once menos que en 2012 (427).

De Costa Rica participaron, 7.221 estudiantes de de sétimo a undécimo de 225 centros educativos.