Daniela Cerdas E.. 6 febrero
El ministro de Educación, Edgar Mora, inauguró este miércoles el curso lectivo en un centro educativo cartaginés. Al lado, Estefanía Carvajal, traductora al lesco. Foto Jeffrey Zamora
El ministro de Educación, Edgar Mora, inauguró este miércoles el curso lectivo en un centro educativo cartaginés. Al lado, Estefanía Carvajal, traductora al lesco. Foto Jeffrey Zamora

A los maestros los deben evaluar todos, sus superiores, pero también sus alumnos.

Esto es lo que el ministro de Educación, Edgar Mora, llama “evaluación 360°” que constituye la estrategia para medir el desempeño docente en la que ha trabajado desde el inicio de la administración.

“En términos generales se puede decir que estamos buscando una evaluación que permita que quien es evaluado participe, que sea una autoevaluación. También que sea evaluado por su jerarca, el director del centro educativo, por ejemplo, pero también por los usuarios del sistema que son los estudiantes" , explicó.

De esa forma, se crea una especie de cápsual de evaluación que permite ver el desempeño desde todos los ángulos.

El jerarca dio las declaraciones a este medio, luego del acto de inauguración del curso lectivo que se realizó este miércoles en el Jardín de Niños República Francesa, en San Nicolás Tolentino en Cartago.

Según el MEP, fomentar la calidad de la educación es una de las metas del Gobierno durante esta administración. Justamente, la evaluación docente es una de las formas, según el Ministerio para buscar la calidad.

“Este año vamos a resolver carencias pero, sobre eso, vamos a construir nuevos mecanismos de educación que permitan garantizarle al país un futuro. Vamos a trabajar en muchas áreas, en evaluación, vamos a cambiar los sistemas de evaluación, no solo de estudiantes, si no de docentes también.

"Toda la evaluación tiene un propósito que es la mejora, no es el castigo. Todos vamos a mejorar a partir de la métrica, lo que no se mide, no mejora y lo que vamos a hacer es medirlo todo para mejorarlo todo”, explicó el jerarca.

Mora no dio detalles de cómo se hará esa evaluación. El MEP indicó en un comunicado que este año se avanzará en definir la estrategia la cual debe ser aprobada por el Consejo Superior de Educación.

Actualmente, el trabajo docente se mide por medio de la evaluación del desempeño. Esta métrica califica la competencia profesional, la calidad del trabajo, la iniciativa, la comunicación, las relaciones de trabajo, la responsabilidad, la cantidad y calidad de trabajo y la colaboración.

En este proceso, la Dirección General de Servicio Civil es la encargada de dictar las pautas en la materia.

El jefe inmediato es quien califica a cada servidor y el MEP lo único que hace es reconocer el pago de la anualidad a los que tuvieron la calificación de “excelente”, “bueno” y “muy bueno”.

En 2017, el 99,9% (79.780) de los 79.823 empleados del MEP obtuvieron esa calificación. Solo 43 recibieron una nota de “inaceptable”, “insuficiente”, “deficiente” o “regular”.