David Vargas. 22 marzo, 2016
Atentados terroristas en Bruselas, Bélgica
Atentados terroristas en Bruselas, Bélgica

Bélgica

Alexánder Molina, un costarricense que vive en el centro de Bruselas y trabaja a dos kilómetros y medio del aeropuerto internacional de Bélgica, relató como vivió los dos atentados ocurridos en su ciudad que mataron a 26 personas e hirieron a 136 más.

Alexander Molina es costarricense y tiene diez años de vivir en Bélgica
Alexander Molina es costarricense y tiene diez años de vivir en Bélgica

¿Cómo se enteró de los atentados? ¿Estaba cerca de alguno de los sitios donde ocurrieron las explosiones?

Estaba manejando camino al trabajo. Me enteré por la radio. Las detonaciones ocurrieron pocos minutos después de las 8 a.m. Yo me dirigía a mi oficina, a dos kilómetros del aeropuerto en el distrito de de Zaventem. Al principio las informaciones no especificaban si la explosión del aeropuerto ocurrió por accidente o si se trataba de un atentado. Ya luego confirmaron de los atentados. En el aeropuerto se dieron dos explosiones y en la estación de metro otra.

¿Desde donde se encuentra este momento, usted pudo ver algún indicio de los incidentes?

La única evidencia que algo había pasado y que puedo ver desde aquí eran las presas de automóviles en las vías de acceso al aeropuerto. Ya para las 10 a.m. no había carros pues el perímetro del aeropuerto está cerrado. Cuando iba de camino al trabajo sí vi una gran cantidad de ambulancias y patrullas policiales dirigiéndose al sitio.

¿Cuál es la información que confirman los medios de lo ocurrido?

En televisión vi a vocero del aeropuerto confirmar que se trataba de un atentado. Las noticias además dijeron que las explosiones ocurrieron en el área de check-in de la aerolínea American Airlines. Evacuaron a todas las personas del aeropuerto y los llevaron a dos sitios: unos a un centro deportivo y otros al hotel Crowne Plaza; ambos quedan en el distrito de Zaventem.

Informaron además que las explosiones en el metro ocurrieron en la estación de Maalbeek y además encontraron maletas abandonadas que se sopecha contenían explosivos en la estación de Arte Loi. Esta última es una terminal de metro y tren que está a unos 500 metros de Maalbeek. Según los medios, la intención de los terroristas era detonar los explosivos para atrapar a la gente en las dos estaciones.

¿Cómo se siente siendo residente de Bruselas tras estos hechos?

Al inicio, cuando comencé a ver las imágenes en televisión, era como ver una película... Uno está insensible al principio. Luego cae en cuenta de que esto ocurrió aquí, cerca de donde vivo y trabajo. Me invade un sentimiento de cólera e inseguridad... La gente que murió son civiles; gente que iba para sus trabajos. Siento que ese pude haber sido yo , porque viajo por razones de trabajo.

Una de mis amigas, Silvia Muñoz que es tica y de Tibás, me dijo que "era como estar en Siria". Ella maneja a su trabajo y pasa siempre por el aeropuerto de Bruselas.

¿Cuáles medidas de seguridad se están tomando? ¿Qué han dicho las autoridades tras el atentado?

El primer ministro Charles Michel expresó sus condolencias a las familias de los fallecidos y los heridos. El aeropuerto estará cerrado al menos hasta las 6 p.m. de mañana; el metro no está en funcionamiento y no ha habido noticias de cuándo se reestablecerá el servicio. En las fronteras de Bélgica los controles se incrementaron considerablemente. Yo vivo en el centro de Bruselas, muy cerca del Parlamento. El área está acordonada por razones de seguridad. No sé si podré llegar a mi casa hoy. Las autoridades le piden a todos que se queden en el sitio donde se encuentran en este momento y que no salgan.

Una amiga que trabaja en el edificio de Berlaymont, donde se encuentran oficinas de la Unión Europea, me cuenta que el edificio está cerrado y sin posibilidad de moverse. Este edificio está cerca de la estación de Arte Loi, donde encontraron la maleta abandonada y cerca de donde explotó el vagón que estaba detenido en la estación de Maalbeek.

¿Debido a lo ocurrido, ha pensado en abandonar Bélgica temporalmente?

No, no lo he considerado. Mi preocupación es si podré llegar a mi casa. Desde que llegué a Bélgica, nunca había pasado algo similar. Según leí en un periódico (en línea), la última vez que ha ocurrido algo similar fue en 1979 y fue en el aeropuerto en Zaventem.