AFP. 13 agosto, 2020
El asesor Jared Kushner, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el consejero de Seguridad Nacional, Robert O'Brien (de izquierda a derecha), escucharon el anuncio del presidente Donald Trump sobre el acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos. AFP
El asesor Jared Kushner, el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el consejero de Seguridad Nacional, Robert O'Brien (de izquierda a derecha), escucharon el anuncio del presidente Donald Trump sobre el acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos. AFP

Washington. Israel y los Emiratos Árabes Unidos acordaron normalizar sus relaciones este jueves, dentro de un acuerdo histórico y sorprendente que tuvo por mediador a Estados Unidos y en virtud del cual Israel postergará la anexión de territorios palestinos.

“Comienza una nueva era en las relaciones entre Israel y el mundo árabe”, expresó el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

“Es una victoria de la diplomacia”, dijo el embajador en Washington de Emiratos Árabes Unidos, Yusef al Otaiba, quien consideró que el acuerdo representa “un avance significativo” para las relaciones entre Israel y el mundo árabe.

Este acuerdo, anunciado por el presidente Donald Trump en Twitter, contempla, según fuentes emiratíes, que Israel renuncie a su plan de anexión de territorios palestinos de Cisjordania, ocupados desde 1967.

El mandatario indicó el jueves que organizará una cumbre en Washington para la firma del documento.

“Espero con ansias recibirlos en la Casa Blanca muy pronto para firmar formalmente el acuerdo”, agregó y señaló que probablemente será en tres semanas más.

“En una llamada telefónica entre el presidente (estadounidense Donald) Trump y el primer ministro (israelí, Benjamin) Netanyahu, se logró un acuerdo para poner fin a cualquier anexión suplementaria de territorios palestinos”, manifestó el príncipe heredero de Abu Dabi, Mohammed ben Zayed Al-Nahyan.

Israel y Emiratos Árabes Unidos acuerdan la paz

Sin embargo, Netanyahu matizó que la anexión está “postergada”, pero Israel no ha renunciado a llevarla a cabo.

Según el ministro de Estado emiratí para las Relaciones Exteriores, Anwar Gargash, el acuerdo es un "paso valiente" que allana el camino hacia una solución de "dos Estados" para el pueblo palestino.

Rechazo de palestinos

La Autoridad Palestina presidida por Mahmud Abás lo calificó de “traición” a la causa palestina de su pueblo y pidió una reunión de emergencia de la Liga Árabe.

“Los dirigentes palestinos rechazan lo que han hecho los Emiratos Árabes Unidos. Se trata de una traición a Jerusalén y a la causa palestina”, indicó en un comunicado.

Además, el gobierno palestino llamó a consultas a su embajador en Abu Dabi, en señal de protesta.

Nada más hacerse público el acuerdo, el movimiento islamista Hamás, que gobierna en la franja de Gaza, aseguró que “no ayuda a la causa palestina” y representa un “cheque en blanco” para seguir adelante con “la ocupación” israelí.

“Rechazamos y condenamos este acuerdo. No ayuda a la causa palestina, sino que es visto como la continuación de la negación de los derechos del pueblo palestino”, declaró Hazem Qasem, portavoz de Hamás.

Los colores de la bandera de Emiratos Árabes Unidos iluminaron el edificio de la Municipalidad de Tel Aviv, este jueves 13 de agosto del 2020. AFP
Los colores de la bandera de Emiratos Árabes Unidos iluminaron el edificio de la Municipalidad de Tel Aviv, este jueves 13 de agosto del 2020. AFP

El plan para Oriente Medio presentado por Trump en enero ofrecía a Israel la posibilidad de anexar territorios palestinos de Cisjordania donde se sitúan numerosas colonias, consideradas ilegales a ojos del derecho internacional.

La solución de dos Estados, uno israelí y otro palestino con fronteras estables y seguras, defendida durante años en todos los planes de paz para la región, no fue mencionada en este proyecto de Trump para Oriente Medio.

El acuerdo anunciado este jueves convierte a los Emiratos en el tercer país árabe con el que Israel mantiene relaciones diplomáticas, tras los acuerdos firmados con Jordania (1994) y Egipto (1979), cuyo presidente, Abdel Fatah al Sisi, fue este jueves uno de los primeros en congratularse.

Según funcionarios emiratíes, las embajadas en ambos países se abrirán “en breve”.

“Un avance ENORME”, resumió Trump en Twitter, quien calificó de “histórico” el acuerdo entre sus dos “GRANDES amigos”.

Poco después, el asesor de la Casa Blanca Jared Kushner afirmó que hay “muchas posibilidades” de que Israel y otro país árabe logren un acuerdo de paz en los próximos tres meses.

El acuerdo fue también elogiado por el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, quien lo calificó de “histórico paso” para atenuar las tensiones en Oriente Medio.

Avance hacia la paz

Por su parte, el primer ministro Netanyahu proclamó que lo pactado marca “el inicio de una nueva era de paz entre Israel y el mundo árabe”.

“Este es el mayor avance hacia la paz entre Israel y el mundo árabe en los últimos 26 años y representa la tercera paz formal entre Israel y una nación árabe”, agregó, según un comunicado que divulgó en San José la Embajada israelí en Costa Rica.

Según Netanyahu, “Israel y los Emiratos Árabes Unidos son dos de los países más avanzados del mundo. Juntos transformaremos la región y forjaremos un futuro aún mejor para nuestros pueblos. Un futuro de paz, seguridad y prosperidad”.

El gobernante puntualizó que el acuerdo con los Emiratos comprende la apertura de embajadas, vuelos directos y muchos otros convenios bilaterales.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se refirió al acuerdo de paz con Emiratos Árabes Unidos, este jueves 13 de agosto, en una conferencia de prensa en Jerusalén. AFP
El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se refirió al acuerdo de paz con Emiratos Árabes Unidos, este jueves 13 de agosto, en una conferencia de prensa en Jerusalén. AFP

Israel intentó en los últimos años mejorar sus relaciones y establecer una cooperación oficiosa con países árabes como Emiratos, Baréin y Arabia Saudí.

Esta normalización de las relaciones entre Israel y otros países árabes se asociaba en el pasado al proceso de paz entre las autoridades israelíes y las palestinas, pero Netanyahu concibe este acercamiento como un mecanismo de presión para que los dirigentes palestinos acepten un acuerdo con su gobierno.

“La izquierda israelí y la del resto del mundo siempre dijeron que no se podría alcanzar un acuerdo de paz con los países árabes sin la paz con los palestinos (...). Por primera vez en la historia, Benjamín Netanyahu ha roto este paradigma”, reaccionó el Likud, la agrupación conservadora y nacionalista del primer ministro.

El anuncio de la normalización de las relaciones con EAU permite “evitar” una “anexión unilateral”, defendió en Twitter el jefe de la diplomacia israelí, Gabi Ashkenazi, miembro del partido centrista Azul-Blanco.