Trump amenazó con quitar ayuda financiera al país

Por: Agencia AFP 3 enero

Ramala, Territorios Palestinos. La presidencia palestina afirmó, este miércoles, que "Jerusalén no está en venta”, respondiendo a la amenaza del presidente estadounidense Donald Trump de cortar la ayuda financiera estadounidense de $300 millones a los palestinos, a los que acusa de rechazar negociaciones con Israel.

"Jerusalén es la capital eterna del Estado de Palestina y no está en venta a cambio de oro o de millones”, dijo a la AFP Nabil Abu Rudeina, el vocero de la presidencia palestina, en referencia a la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel.

La decisión estadounidense provocó la cólera de los palestinos, que quieren convertir Jerusalén-este, anexado por Israel, en la capital del Estado al que aspiran.

"No nos oponemos a retomar las negociaciones pero tienen que basarse en el derecho internacional y en las resoluciones (de la ONU) que reconocieron un Estado palestino independiente con Jerusalén-este como capital", añadió el portavoz.

El Parlamento de Israel aprobó una ley el martes 2 de enero de 2018, que requiere una mayoría calificada para ceder el control de cualquier parte de Jerusalén, una medida que podría afectar la división de la ciudad en cualquier futuro acuerdo de paz. Foto: AP
El Parlamento de Israel aprobó una ley el martes 2 de enero de 2018, que requiere una mayoría calificada para ceder el control de cualquier parte de Jerusalén, una medida que podría afectar la división de la ciudad en cualquier futuro acuerdo de paz. Foto: AP

Donald Trump amenazó el martes con cortar la ayuda financiera de Estados Unidos a los palestinos.

"Pagamos a los palestinos centenares de millones de dólares cada año y no recibimos reconocimiento o respeto", tuiteó.

"Pero si los palestinos ya no están dispuestos a las conversaciones de paz, ¿por qué tenemos que hacer esos enormes pagos?”, se preguntó.

En el 2016 Estados Unidos pagó $319 millones de ayuda a los palestinos, mediante su agencia de desarrollo (USAID), según cifras disponibles en la web de la agencia.

A ellos se añade otros $304 millones de asistencia que Estados Unidos paga para financiar programas de la ONU en los territorios palestinos.