AFP. 8 octubre
El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo apunta a limitar y controlar el trabajo de las organizaciones no gubernamentales. AFP
El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo apunta a limitar y controlar el trabajo de las organizaciones no gubernamentales. AFP

Bruselas y Managua. El Parlamento Europeo condenó este jueves el proyecto de ley impulsado por el gobierno de Nicaragua sobre registro de “agentes extranjeros”, y formuló un llamado a la Asamblea Nacional de ese país a rechazar el texto.

En una resolución aprobada por 609 votos a favor, 21 en contra y 64 abstenciones, también rechazó otras dos iniciativas de ley impulsadas por la administración del presidente Daniel Ortega, uno referido a ciberdelincuencia y noticias falsas, y otro destinado a combatir delitos motivados por el odio.

De acuerdo con la resolución, en caso que resultara aprobada, la ley sobre Regulación de los Agentes Extranjeros obligaría a todas las personas o instituciones que reciben fondos del exterior a registrarse ante el Ministerio de Gobernación.

Por ello, resaltaron los parlamentarios, esa ley “podría afectar directamente la cooperación de la Unión Europea con el país y a personas vinculadas a los intereses europeos”.

Así, la resolución condenó los intentos de hacer aprobar esas leyes por considerarlas “inconstitucionales”.

También pidió a la Asamblea Nacional de Nicaragua que las rechace, así como cualquier otra ley que pueda restringir las libertades fundamentales del pueblo nicaragüense".

El texto aprobado también demandó que el gobierno de Daniel Ortega "llegue a un acuerdo “por medios democráticos pacíficos y negociados con los grupos de oposición (...) sobre las reformas electorales e institucionales” para realizar elecciones “creíbles, inclusivas y transparentes”.

Durante los debates de este jueves en el Parlamento, varios legisladores (incluyendo representantes socialistas de España y Portugal) manifestaron que la resolución era una respuesta a lo que denominaron “deriva autoritaria” en Nicaragua.

Complacencia

En Managua, la oposición se congratuló por la resolución.

“Celebramos sus expresiones de instar al régimen a detener la criminalización” de opositores, periodistas y defensores de derechos humanos, manifestó en un comunicado el bloque opositor Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

Indicó que coincide con los eurodiputados en que las reformas electorales son “necesarias para alcanzar unas elecciones creíbles, inclusivas y transparentes”, previstas para noviembre del 2021.

También respaldó el pedido de los diputados europeos de visitar el país a la brevedad y el retorno de organismos de derechos humanos.

Félix Maradiaga, directivo de la Coalición Nacional, que agrupa a varios organismos cívicos y partidos, calificó de “contundente” la resolución y la calificó como “una muestra de que el gobierno está aislado y solo”.

Maradiaga, politólogo, consideró “preocupante” la advertencia de los eurodiputados de revisar la participación de Nicaragua en el acuerdo comercial de Centroamérica con la Unión Europea.

En tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) apoyó en Twitter el llamado de los eurodiputados a que se “debe cesar la represión y restablecer la observación internacional” de los derechos humanos.