AFP y AP. 14 diciembre, 2017
El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski asistió al cierre del año académico en una escuela militar, en Lima, el 14 de diciembre del 2017.
El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski asistió al cierre del año académico en una escuela militar, en Lima, el 14 de diciembre del 2017.

Lima. El partido opositor que controla el Congreso en Perú, Fuerza Popular, pidió este jueves la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, por “pruebas concretas de actos de corrupción” que lo vinculan con la constructora brasileña Odebrecht, a la que asesoró por sumas millonarias incluso cuando era ministro.

“Es evidente que su permanencia en el máximo cargo de la nación es insostenible”, dijo el vocero de la bancada parlamentaria, Daniel Salaverry.

“Aquí lo que el pueblo peruano exige es que el presidente renuncie y que se dé una transición constitucional para que el vicepresidente de la República asuma la presidencia de Perú”, declaró.

El virtual ultimátum agrava la complicada situación del presidente, después de que Odebrecht reconociera el miércoles que pagó casi $5 millones por asesoramiento a empresas vinculadas a él entre el 2004 y el 2013.

Durante parte de ese período, Kuczynski fue ministro de Economía y también presidente del Consejo de Ministros del mandatario Alejandro Toledo (2001-2006), a quien Odebrecht asegura que pagó $20 millones a cambio de la concesión de una carretera.

La constructora brasileña, envuelta en un escándalo por el pago de sobornos a cambio de obras públicas en América Latina, admite que desembolsó $29 millones bajo esta modalidad en Perú entre el 2005 y el 2014.

Durante ese lapso fueron los gobiernos de Toledo, sobre quien pesa una orden de prisión por supuestamente haber recibido sobornos por $20 millones; Alan García (2006-2011) , bajo investigación, y Ollanta Humala (2011-2016) , preso por la presunta financiación irregular de su campaña.

El vocero del partido Nuevo Perú, Alberto Quintanilla, aseveró que es necesario esperar el informe del presidente para determinar su futuro aunque advirtió que hay dos posibilidades: “que deje la presidencia (o) abrimos un proceso de vacancia o un proceso constitucional” .

“Aquí lo que el pueblo peruano exige es que el presidente renuncie y que se dé una transición constitucional para que el vicepresidente de la República asuma la presidencia de Perú”. Daniel Salaverry, vocero de la bancada opositora

Los pedidos formales de renuncia e incluso de vacancia presidencial llegan cuando Kuczynski todavía no ha cumplido ni la mitad de su mandato de cinco años, que concluye en julio del 2021.

La legislación peruana contempla la posibilidad de que los congresistas destituyan al presidente instalando un proceso de vacancia, una de cuyas causales es la incapacidad moral o la infracción constitucional.

Fuerza Popular hizo pública su posición luego de que bancadas de izquierda plantearan formalmente al Congreso la destitución del presidente.

Una posible destitución o vacancia del cargo de presidente abre las puertas a elecciones adelantadas el próximo año.

“Si el presidente no puede explicar al país las denuncias en su contra, debe renunciar. El país necesita una nueva etapa, exigimos proceso constituyente”, dijo de su lado la líder del izquierdista Nuevo Perú y excandidata presidencial, Verónika Mendoza.

“La patria no merece tener un presidente con estos expedientes. Vacancia y nueva constitución”, escribió en Twitter el excandidato presidencial Gregorio Santos, del izquierdista Democracia Directa.

Kuczynski es el tercer gobernante peruano en problemas por el caso Odebrecht.

“La renuncia puede resolver la crisis política en la que estamos. Si no lo hace nos sumaremos a los pedidos de vacancia que se presenten en el Congreso”, anunció el legislador Mauricio Mulder, del socialdemócrata partido Aprista.

Mulder aclaró que su agrupación, que lidera el expresidente Alan García, no quiere elecciones adelantadas y desea que el frágil partido de Kuczynski culmine el período presidencial a través de sus vicepresidentes.

Kuczynski llegó al poder el 2016 prometiendo eliminar la corrupción.