Política

Muere Carlos Menem, expresidente de Argentina

El senador peronista había sido hospitalizado varias veces en los últimos meses

Buenos Aires. El expresidente argentino Carlos Menem, quien marcó a su país con una política económica neoliberal en los años 1990, falleció este domingo en una clínica de Buenos Aires a los 90 años.

“Con profundo pesar supe de la muerte de Carlos Saúl Menem. Siempre elegido en democracia, fue gobernador de La Rioja, Presidente de la Nación y Senador Nacional. En dictadura fue perseguido y encarcelado. Vaya todo mi cariño a (su primera esposa) Zulema, a (su hija) Zulemita y a todos los que hoy lo lloran”, escribió en Twitter el presidente Alberto Fernández, de las filas peronistas al igual que el exmandatario.

Menem, quien era senador, había sido hospitalizado varias veces en los últimos meses por diversas dolencias. En esas ocasiones lo acompañó siempre Zulemita.

El 29 de diciembre, no pudo participar en la votación en el Senado sobre la ley del aborto en Argentina porque estaba ingresado.

Impronta de Menem

Originario de la provincia de La Rioja, Menem gobernó Argentina entre 1989 y 1999, con un programa neoliberal. Impulsó la reforma de la Constitución en 1994, que introdujo la reelección presidencial inmediata, además de suprimir el requisito de profesar la religión católica a quien ejerza la jefatura del Estado.

Privatizó la mayoría de las empresas públicas y dispuso un tipo de cambio en paridad con el dólar, un esquema que generó súbita abundancia, pero que explotó en el 2001, generando la peor crisis económica en la historia del país.

También indultó a los máximos responsables de la última dictadura (1976-1983) que habían sido procesados y a miembros de organizaciones guerrilleras.

Menem fue investigado judicialmente en varias causas por corrupción, pero nunca hubo condena firme.

Estuvo en prisión domiciliaria preventiva en el 2001 por un juicio por contrabando de armas a Croacia y Ecuador, pero fue liberado semanas más tarde, por decisión de la Corte Suprema de Justicia, y posteriormente resultó absuelto por exceso de plazo en una causa que llevó 25 años.

Los fueros le evitaron la cárcel en los juicios en su contra, entre estos uno por encubrimiento del atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, que causó 85 muertos.

En 2019 recibió una nueva condena a tres años por peculado, sin cumplimiento de pena por su inmunidad como senador.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.