AFP. 30 marzo
Un trabajador municipal rocía desinfectante en las calles de Bucarest, Rumania, el viernes 27 de marzo del 2020, mientras las autoridades intentan limitar la propagación del nuevo coronavirus. Foto: AFP
Un trabajador municipal rocía desinfectante en las calles de Bucarest, Rumania, el viernes 27 de marzo del 2020, mientras las autoridades intentan limitar la propagación del nuevo coronavirus. Foto: AFP

Roma. Italia, el país más golpeado por la pandemia de coronavirus, decidió este lunes prolongar el confinamiento hasta el 12 de abril, pese a las señales alentadoras sobre una disminución del número de contagios.

Las medidas de confinamiento para los 60 millones de italianos que estaban vigentes hasta el viernes fueron prolongadas hasta el domingo de Pascua, es decir 12 abril, anunció el ministro de Salud, Roberto Speranza.

La decisión fue tomada por el comité científico que asesora al gobierno, precisó el ministro.

"Las medidas están dando resultados", reconoció Silvio Brusaferro, director del Instituto Superior de Salud (ISS).

"Hay que respetar las directrices del gobierno y prestar mucha atención al aislamiento de los positivos y sus familiares", insistió.

Por su parte, el gobernador de Lombardía, Attilio Fontana, la región más castigada por la pandemia, temió que la población comience a relajarse.

"Desafortunadamente he visto más personas y automóviles en las calles, como si ya no se sintieran obligados a respetar las reglas", lamentó, durante una rueda de prensa.

Según las autoridades, muchas medidas deberán mantenerse "durante muchos meses", incluso cuando se haya frenado el virus, porque el riesgo de que se propague de nuevo es "muy alto".

Una luz de esperanza se vislumbró este lunes cuando los servicios de Protección Civil comunicaron el balance del día. El aumento de los contagiados fue del 4%, frente al 8,3% de hace algunos días.

Sin embargo, el número de fallecidos llegó a 812 en las últimas 24 horas, lo que eleva el número total de muertes por coronavirus en Italia a 11.500.

Por primera vez, desde el inicio de la pandemia, el número de personas actualmente infectadas en Lombardía disminuyó y pasó de 25.392 a 25.006.

Esa tendencia debe repetirse para que pueda considerarse una tendencia.

Además, el número de personas que sanaron desde el domingo (1.590) nunca fue tan alto.

"Esperamos alcanzar el pico en siete o diez días, luego, lógicamente, los contagios bajarán", explicó este lunes el viceministro de Salud, Pierpaolo Sileri.

“En Lombardía se está registrando una disminución del número de casos y sobre todo bajó la presión en las emergencias y el pedido de ambulancias. Hay como un cambio, es una señal de que el gran esfuerzo que estamos haciendo, funciona”, aseguró Giulio Gallera, asesor a la Salud de Lombardía.

Gesto de cercanía

Asimismo, el papa Francisco recibió este lunes en el Vaticano al jefe de gobierno italiano Giuseppe Conte, un gesto significativo de cercanía con uno de los países más azotados por la pandemia de coronavirus, indicó la Santa Sede.

En las imágenes divulgados por el Vaticano, se puede ver al pontífice que conversa a debida distancia con el primer ministro, sentados alrededor del escritorio del estudio privado del papa en el palacio apostólico.

Sin el tradicional saludo con apretón de manos, el Papa conversó por cerca de una hora con el gobernante italiano en un momento extremamente delicado, cuando Italia registra más de 10.000 muertos por el virus e inicia su cuarta semana de confinamiento.

El Vaticano, que aplica también las medidas de seguridad decididas en Italia para contener el contagio, anunció el sábado la existencia de seis casos de Covid-19 entre sus funcionarios, precisando que ni el papa ni sus colaboradores más cercanos estaban contagiados.

En varias ocasiones el pontífice argentino ha manifestado su apoyo "a las autoridades que deben tomar medidas tan difíciles para nuestro bien".

El encuentro con Conte ocurrió un día después de que el papa pidiera junto con Antonio Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, “un cese al fuego global e inmediato” de cara a la pandemia por el coronavirus.