Política

Familiares de presos políticos cubanos piden amnistía o indulto a Díaz-Canel

108 familiares y 50 amigos de los detenidos firmaron una carta dirigida al mandatario donde solicitan ‘un gesto de altura’.

La Habana. Familiares de detenidos por las masivas protestas del 11 de julio en Cuba pidieron al presidente Miguel Díaz-Canel “un gesto de altura” y amnistiar o indultar a sus parientes.

“Como familias solicitamos de Ud., en su calidad de presidente de Cuba, un gesto de altura y conceda una amnistía, o en su caso un indulto o sobreseimiento, a nuestros familiares presos”, dicen 108 familiares y 50 amigos firmantes de una carta dirigida al mandatario.

La misiva, fechada el 17 diciembre, fue entregada al Consejo de Estado el lunes. Los firmantes recuerdan que para conseguir la amnistía de los presos, la Asamblea Nacional del Poder Popular (el Poder Legislativo del país), que este martes delibera en su segunda sesión ordinaria anual, tendría que aprobar primero una ley en este sentido.

Miles de personas se manifestaron el 11 de julio en más de 50 ciudades cubanas al grito de “Libertad” y “Tenemos hambre”. Las protestas se saldaron con un muerto, decenas de heridos y 1.320 detenidos, de los cuales 698 siguen presos, según la ONG de derechos humanos Cubalex.

“Solo tenemos que lamentar una muerte, la del joven Diubis Laurencio Tejeda. Ningún policía resultó muerto, ningún funcionario tuvo que ser hospitalizado y muy pocas propiedades, teniendo en cuenta la magnitud de las protestas, sufrieron daños definitivos”, indicó la misiva.

El fallecimiento de Tejeda el 12 de julio en un enfrentamiento con la policía en La Güinera, un barrio marginal de La Habana, fue informado en su momento por las autoridades, sin embargo, no hay cifras oficiales sobre la cantidad de personas que resultaron heridas ni de las que fueron a prisión.

Los familiares consideran que las sentencias solicitadas a los participantes, de entre 1 y 27 años de cárcel, “son desproporcionadas”. Les imputan “delitos de incitación a delinquir, atentado, resistencia, sabotaje, desorden público, daños a la propiedad y por el fuerte delito de sedición que tenemos entendido se aplica fundamentalmente en tiempos de guerra”, señalan los remitentes.

El documento señala que sería injusto que sus familiares tuvieran que cumplir esas penas. “El sistema judicial y el gobierno cubanos deben hacer un alto y reflexionar en que un daño, cualquiera sea, no se repara con una injusticia y en que el ejercicio de los derechos constitucionales no es un delito”, añaden.

Indican que de los detenidos, más de 100 han sido juzgados ya, pero el resto espera en prisiones en malas condiciones. El opositor Consejo para la Transición Democrática de Cuba envió a principios de este mes una carta al comité contra la tortura de la ONU para que interceda ante La Habana por una amnistía.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.