Agencia AFP.   12 febrero

Johannesburgo. El Congreso Nacional Africano (ANC), que gobierna en Sudáfrica, decidió la salida del presidente Jacob Zuma como jefe de Estado, informaron los medios locales.

Esta decisión, que no fue confirmada oficialmente y que no tiene un carácter vinculante, fue tomada por el Comité Ejecutivo Nacional (NEC) del partido que analizaba el destino de Zuma, salpicado por varios escándalos.

El presidente sudafricano Jacob Zuma durante una sesión en el Foro Económico Mundial, en Suiza. Foto: AP
El presidente sudafricano Jacob Zuma durante una sesión en el Foro Económico Mundial, en Suiza. Foto: AP

"Fueron necesarias 13 duras horas, pero el Comité Ejecutivo Nacional del ANC decidió revocar al presidente Jacob Zuma como jefe de Estado", dijo el diario The Times citando fuentes no identificadas.

Otros medios indicaron que el partido le escribirá a Zuma ordenándole que deje el cargo de presidente.

No hubo una confirmación inmediata del anuncio y los representantes del ANC no estuvieron disponibles para confirmar la información.

El partido puede revocar al jefe del estado forzándolo a renunciar, pero constitucionalmente éste no está obligado a obedecer.

En este caso, Zuma podría ser destituido mediante una moción en el parlamento en los próximos días.

La crisis que sacude al ANC, en el poder desde el final del régimen del Apartheid en 1994, perturba actualmente el funcionamiento del Estado.

Los partidarios del nuevo líder de la formación, Cyril Ramaphosa, intentan que Zuma deje lo antes posible el poder de cara a las elecciones generales de 2019.

Los seguidores de Zuma insisten para que finalice su segundo mandato.

En las últimas semanas, el ANC multiplicó las reuniones oficiales y negociaciones entre bambalinas sin alcanzar una decisión. El asunto se volvió más acuciante al acercarse el discurso anual del presidente sobre el estado de la Nación, finalmente postergado.

En las últimas semanas, el ANC multiplicó las reuniones oficiales y negociaciones entre bambalinas sin alcanzar una decisión. El asunto se volvió más acuciante al acercarse el discurso anual del presidente sobre el estado de la Nación, finalmente postergado.

"Sabemos que ustedes quieren que este asunto quede cerrado", dijo Ramaphosa, de 65 años, en un mitin del partido el domingo en Ciudad del Cabo.

"Nosotros sabemos que ustedes quieren pasar la página (...) porque la gente quiere que esto finalice. El NEC va a hacer eso precisamente", dijo.

El mitin del domingo formaba parte de las celebraciones de los 100 años desde el nacimiento de Nelson Mandela, y también de un intento de Ramaphosa de revivir la dañada reputación de la formación.

El lunes los partidos de oposición habían pedido elecciones anticipadas, mientras seguía abierta la crisis del ANC.

"Debemos proceder a la disolución del parlamento (...) y después de eso a unas elecciones anticipadas", dijo a los periodistas el líder del partido Alianza Democrática, Mmusi Maimane.