Política

Empresa privada de Nicaragua pide la salida de Daniel Ortega del poder

Demandan adelantar las elecciones que están previstas para el 2021; enfrentamientos cobran cinco vidas más y dejan 12 heridos

Managua. La empresa privada en Nicaragua, uno de los soportes del gobierno del presidente Daniel Ortega, cerró filas este miércoles alrededor de sectores que piden su salida del poder en medio de protestas que dejan ya 89 muertos.

Los enfrentamientos continuaron. A lo largo de la jornada se registraron al menos cinco muertos y 12 heridos en disturbios que ocurrieron por manifestaciones en favor del gobierno y en contra de este.

La marcha opositora fue respaldada por el sector empresarial, uno de los principales aliados del gobierno que, junto con sindicatos oficialistas instauraron durante 11 años el llamado “modelo de consenso”, que permitió a los empresarios participar de manera activa en las decisiones del Ejecutivo y del Parlamento.

Este miércoles, los empresarios, cuestionados por permitir abusos en el gobierno y mantener “un silencio cómplice” durante la represión a las protestas, marcaron distancia de Ortega.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) anunció la suspensión de todas las reuniones con el gobierno en “rechazo a la represión”, en tanto el presidente del grupo económico más influyente del país, Carlos Pellas, se pronunció a favor de adelantar las elecciones del 2021.

“Desde mi punto de vista, y es algo que compartimos plenamente en el sector privado, hay que encontrar una salida ordenada, dentro del marco constitucional, que implique reformas que conlleven un adelanto de elecciones en Nicaragua”, dijo Pellas al diario La Prensa.

“Estoy indignado y muy dolido por las más de 80 vidas sacrificadas y por los más de 800 heridos que ha causado la violencia desproporcionada con que el gobierno ha enfrentado los reclamos de los estudiantes y de la población en general”, agregó.

Mientras, el poderoso grupo financiero Lafise demandó en un mensaje “que sea la voluntad popular a través de elecciones anticipadas la que establezca la justicia, la democracia y la libertad” en Nicaragua.

La asociación de empresarios de turismo, por su lado, denunció presiones de alcaldías y agentes políticos del sandinismo para que se pronuncien contra el bloqueo de vías y presionen a los manifestantes a levantarlos.

Pero, frente a la demanda de una salida anticipada de la Presidencia, Daniel Ortega descartó el miércoles en la noche dar tal paso.

”Nicaragua nos pertenece a todos y aquí nos quedamos todos”, manifestó de manera categórica durante un masivo acto en el norte de la capital.

El mandatario señaló que después de décadas de conflictos al país le “costó llegar a la paz, (fue) un camino largo”, y exhortó a defenderla.

”Nicaragua no es propiedad privada de nadie, la dueña de Nicaragua somos todos los nicaragüenses, independientemente de nuestros pensamientos políticos, religiosos e ideológicos. Dios nos dio esta tierra a todos los nicaragüenses”, resaltó.

Las protestas estallaron el 18 de abril en rechazo a una reforma al sistema de pensiones que el gobierno aprobó sin consenso.

El gobierno y opositores integrados en una Alianza Cívica acordaron el lunes restablecer un diálogo bajo los auspicios de los obispos para poner fin a la crisis. El Ejecutivo aceptó discutir una agenda que pide la salida de Ortega y elecciones anticipadas para este año.

La Conferencia Episcopal, mediadora del diálogo, no ha convocado aún a las partes para reunirse.

Tras el discurso de Ortega hubo enfrentamientos en los alrededores del lugar del acto gubernamental, donde además concluyó una multitudinaria marcha opositora encabezada por decenas de madres vestidas de negro y con fotos de sus hijos muertos durante las protestas antigubernamentales.

“Ni perdón ni olvido, justicia y castigo”, “Mamá ahora o nunca, de que se van, se van”, coreaban los manifestantes en alusión a la salida del poder de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

“Este día de las madres no es un día para celebrar, es para exigir justicia”, fue el llamado de la oposición en redes sociales para participar en la marcha en Managua.

Aparte de las dos muertes y 12 heridos por choques entre los bandos, también fueron atacados dos medios de comunicación, informaron la Policía y la oposición.

En la tarde, “sujetos encapuchados, atacaron con armas de fuego y morteros a familias que participaban” en un acto del gobierno en Managua “resultando 12 personas lesionadas, entre ellas cinco policías”, indicó el subdirector de la Policía Nacional, Francisco Díaz.

“De estos 12 heridos ya se ha confirmado la muerte de cinco compañeros de la Juventud Sandinista” (progobierno), añadió.

Los opositores, por su lado, denunciaron que grupos afines al gobierno dispararon contra quienes participaban en una manifestación en Managua de apoyo a las madres con hijos muertos en las protestas, donde se habrían registrado heridos.

”¡Masacre! disparan ráfagas contra manifestantes pacíficos”, denunció el obispo auxiliar de Managua Silvio Báez en redes sociales.

Los manifestantes opositores se refugiaron en la sede de la Universidad Centroamericana (UCA) y en la catedral de Managua, donde estudiantes levantaron a toda prisa barricadas para defenderse de posibles nuevos ataques.

En tanto, el Canal 100% Noticias, uno de los medios que fue censurado varios días a mediados de abril por transmitir las manifestaciones, informó de que las “turbas” pro-gubernamentales atacaron sus instalaciones, pero se desconocían los daños.

Por su lado, el director de radio Darío, Aníbal Truño, denunció que quemaron sus plantas de transmisión en la ciudad de León.

En el edificio que alberga las oficinas de la Policía Nacional se levantan muros de piedras en lugar de la malla que antes protegían el lugar.

El perímetro de seguridad de la residencia de Ortega, donde también despacha asuntos de Estado, fue ampliado en varias cuadras y reforzado con muros de piedra.

Pobladores que viven cerca quedaron encerrados y su movilización sujeta a la autorización de agentes policiales.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.