AFP . Hace 3 días
En esta foto de archivo tomada el 16 de noviembre del 2019, la senadora Kamala Harris, habla en la Convención de Endoso de Otoño del Partido Demócrata de California 2019. Ella anunció este 3 de diciembre que finalizará su candidatura presidencial 2020. Foto: AFP
En esta foto de archivo tomada el 16 de noviembre del 2019, la senadora Kamala Harris, habla en la Convención de Endoso de Otoño del Partido Demócrata de California 2019. Ella anunció este 3 de diciembre que finalizará su candidatura presidencial 2020. Foto: AFP

Washington, Estados Unidos. La senadora Kamala Harris anunció este martes que se retira de la carrera por la candidatura demócrata para las presidenciales del 2020, tras una campaña agitada, una recaudación de fondos decepcionante y no lograr destacarse entre una veintena de rivales.

"Mi campaña para presidenta simplemente no cuenta con las fuentes de financiación necesarias para continuar", dijo a sus seguidores Harris, de 55 años, en un correo electrónico.

La senadora de California se convirtió así en la primera de las grandes figuras demócratas en bajarse de la pelea por la nominación, en la que ya han quedado varios en el camino. Ahora, siguen 15 candidatos para pelear las primarias partidarias que comienzan en febrero.

Tras una prometedora campaña lanzada en enero, la exfiscala de California tuvo problemas en los últimos meses para definir su postura en varios asuntos internos del país.

Su popularidad entre los votantes sufrió cuando dio a entender que su intención era eliminar los seguros privados de salud para imponer en su lugar un servicio universal de cobertura médica.

Harris era la única mujer negra en la contienda para enfrontar a Trump en el comicio presidencial.

La senadora había sido relegada al sexto lugar (con 3,4% de la intención de voto demócrata, según el promedio de RealClearPolitics) por el multimillonario Michael Bloomberg, quien se lanzó a fines de noviembre.

“No soy multimillonaria, no puedo financiar mi propia campaña y a medida que avanza la campaña, se hace cada vez más difícil recaudar el dinero que necesitamos para luchar”, escribió Harris.

Pionera en varios frentes

Harris creció en la ciudad californiana de Oakland, de padre jamaicano y madre india, ya fallecida.

Desde el comienzo de su carrera, ha acumulado títulos pioneros. Después de dos períodos como fiscala en San Francisco (2004–2011), fue elegida dos veces fiscala de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también la primera persona negra, en dirigir los servicios judiciales del estado de mayor población del país.

Luego, en enero del 2017, llegó al Senado siendo la primera mujer con ascendencia sudasiática y la segunda senadora negra en la historia de Estados Unidos.

Harris ha sido una dura crítica del presidente Donald Trump y se ha manifestado en repetidas ocasiones como partidaria de un juicio político al millonario republicano.

En junio también se enfrentó duramente a Joe Biden, quien lidera hasta ahora la carrera por la nominación demócrata, cuando en un debate recordó la posición contraria del exvicepresidente a un programa de transporte de escolares de la década de 1970 que buscaba poner fin a la segregación en la educación pública.

Ese episodio la impulsó en las encuestas, llegando a un máximo de 15% en la intención de voto, pero luego sufrió una caída a lo largo de meses mientras que el apoyo a Biden se mantuvo prácticamente constante.

Recientemente, Harris hizo un llamado para reconstruir la “coalición Obama”, integrada por negros, hispanos, independientes y milenials que llevaron a Barack Obama a la Casa Blanca en 2008, como estrategia para derrotar a Trump en las elecciones.

Biden dijo que tenía “sentimientos encontrados” sobre la salida de Harris de la contienda electoral.

“Es un intelecto de primera nivel, una candidata de primer nivel, y una competidora real”, afirmó.