Política

Crisis de Ucrania eclipsa viaje de Blinken a Asia para estrechar vínculos frente a China

Blinken y los ministros de Relaciones Exteriores surcoreano Chung Eui-yong y japonés Hayashi Yoshimasa se reunieron este sábado en Honolulú, en Hawái para abordar la amenaza nuclear de Corea del Norte y el peso de China en la región.

Washington. El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y sus homólogos de Japón y Corea del Sur declararon su unidad ante las amenazas de seguridad en la región Asia-Pacífico, incluso si la atención de Washington está centrada en la crisis en Ucrania.

Blinken y los ministros de Relaciones Exteriores surcoreano Chung Eui-yong y japonés Hayashi Yoshimasa se reunieron este sábado en Honolulú, en Hawái para abordar la amenaza nuclear de Corea del Norte y el peso de China en la región.

Blinken viajó a Hawái a su regreso de una gira por el Pacífico, que lo llevó a Australia y Fiyi. En Melbourne, el jefe de la diplomacia estadounidense se reunió con los miembros de la alianza Quad (Estados Unidos, Australia, Japón e India) ideada para contrarrestar la creciente influencia de China en la región.

En Fiyi, mantuvo un encuentro con representantes de 17 naciones insulares del Pacífico, que también se están viendo impactadas por las aspiraciones económicas, políticas y militares de Pekín.

Durante esta gira de una semana, la Casa Blanca publicó un documento insistiendo en el carácter central para los intereses de Washington de la región, llamada “Indo-Pacífico” por la diplomacia estadounidense.

“Esta estrategia refleja la verdad fundamental de que, más que en ninguna otra parte del mudo, lo que pasa en esta región va a influir en la vida de los estadounidenses y de las personas en todo el mundo”, dijo Blinken en Honolulú.

Ucrania, Ucrania y Ucrania ...

Pero en casi cada etapa de la gira, la amenaza de una invasión rusa de Ucrania acaparaba la atención Washington.

Blinken dedicó gran parte de su viaje a sus aliados y a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, para desescalar la crisis.

Y en cada rueda de prensa que hacía, en teoría destinada a los asuntos de Asia-Pacífico, la cuestión ruso-ucraniana volvía a centrar toda la atención.

A pesar de ello, el mensaje de Blinken fue bien recibido en la región.

En Melbourne, los cuatro países del Quad buscaron profundizar la cooperación, más allá de las maniobras navales conjuntas que originaron la unión, en campos como la lucha contra el covid o el cambio climático, así como en cuestiones de ciberseguridad y tecnología.

También subrayaron en varios comunicados que estaban dispuestos a trabajar con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) sobre el avance chino.

“Estados Unidos está claramente nervioso ante la creciente presencia de China en la región”, estimó Jonathan Pryke del Lowy Institute de Australia. Según él, la visita de Blinken es “bastante significativa”.

En el encuentro en Honolulú, la posibilidad de la invasión rusa de Ucrania también estuvo presente.

La guerra tendría consecuencias económicas que podrían afectar a Asia. Japón ya ofreció a Europa parte de sus importaciones de gas natural licuado (GNL) en caso de que el suministro del gas natural ruso se interrumpa.

Pero Japón y Corea del Sur quieren que Estados Unidos haga más esfuerzos en lo relativo a Corea del Norte, para conseguir que el líder Kim Jong Un vuelva a las negociaciones, sobre todo después de los siete lanzamientos de misiles balísticos.

Blinken dijo que Kim estaba en “fase de provocación”.

“Quiero señalar que no tenemos intenciones hostiles hacia la RPDC (República Popular Democrática de Corea). Seguimos abiertos al diálogo sin condiciones”, dijo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.