Política

Congreso da aire a Biden con la aprobación de billonario plan de infraestructura

Plan de $1,2 billones se destinará a la modernización de carreteras, puentes e Internet de banda ancha; y crearía empleos para personas sin diploma universitario

Washington. El Congreso de Estados Unidos aprobó el viernes por la noche el gigantesco plan de inversión en infraestructuras que impulsó el presidente Joe Biden, una victoria a medias para el demócrata, quien no consiguió que se votara su otro plan para reformar el sistema de protección social del país e invertir en la lucha contra el cambio climático.

Este proyecto de $1,2 billones llegará ahora a la mesa de Biden para su aprobación definitiva, después de que las dos cámaras legislativas lo aprobaran. Los demócratas necesitaban 218 votos para aprobar el plan para la modernización de carreteras, puentes e Internet de banda ancha, considerado uno de los más ambiciosos en la historia de Estados Unidos. El texto fue aprobado con 228 votos a favor y 206 en contra, gracias a los votos de legisladores republicanos.

La mañana del sábado, Biden saludó la aprobación de su iniciativa, la cual describió como “un avance colosal”.

“A todos aquellos que se sienten abandonados y marginados por una economía que cambia tan rápidamente: esta ley es para ustedes”, aseguró el presidente demócrata, quien añadió que los empleos que se crearán a partir de esta norma “no necesitarán diploma universitario”.

Ante la necesidad de mejorar la imagen de su mandato, Biden tenía esperanza en aprobar dos importantes leyes en la Cámara de Representantes: el plan de inversiones y un vasto paquete de $1,75 billones para reformar el sistema de bienestar y luchar contra el cambio climático. Pero los líderes demócratas tuvieron que dejar de lado la votación de este último texto, porque el ala moderada del partido exigía analizar el dinero que implica.

Promete aprobar también paquete de bienestar social

La facción progresista del partido amenazó con bloquear el voto del plan de infraestructuras si no se sacaba adelante el paquete de bienestar social, pero alcanzaron una solución de compromiso entre ambas partes. Biden, quien ve cómo su popularidad cae a un año de las elecciones de mitad de mandato, se comprometió a hacer que el Congreso vote la propuesta.

“Seré claro: vamos a aprobarlo en la Cámara de Representantes y vamos a aprobarlo en el Senado”, afirmó.

Este paquete de inversión prevé la creación guarderías para todos, una profunda mejora de la cobertura sanitaria e importantes inversiones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que significa una profunda remodelación del estado del bienestar en Estados Unidos.

Pero el plan es objeto de disputa en el seno del Partido Demócrata. La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, trató durante todo el día de alinear a sus compañeros de partido.

"El programa que presentamos es innovador, histórico, y eso es lo que lo convierte en un reto", dijo en una carta que envió a los demócratas.

El ala izquierdista del Partido Demócrata había advertido en numerosas ocasiones que no apoyaría el texto sobre infraestructuras si no se garantizaba la aprobación del otro paquete, el social y medioambiental. Por ello, algunos demócratas votaron el viernes en contra del plan de infraestructuras.

Biden ha repetido sus visitas al Capitolio en busca de apoyos a sus planes. El Ejecutivo estadounidense repite una y otra vez que los programas de inversión del presidente tienen buena aceptación entre la población, según las encuestas. Sin embargo, los demócratas se jugarán su estrecha mayoría en el Congreso en las elecciones parlamentarias de mitad de mandato, siempre peligrosas para los presidentes en ejercicio.

Pero Biden, quien durante la campaña presidencial presumió de su capacidad negociadora gracias a su larga carrera como senador, ve cómo las luchas internas en su partido entorpecen su mandato. Y aunque su paquete de gasto social y medioambiental salga adelante en la Cámara de Representantes a mitades de noviembre, este tendrá que encarar el Senado, donde es muy probable que sufra importantes modificaciones.

De hecho, este plan está en manos del senador demócrata de Virginia Occidental, Joe Manchin, quien dice temer que el plan aumente aún más la deuda pública y dispare la inflación. Debido a la escasa mayoría demócrata en el Senado, Manchin tiene prácticamente poder de veto sobre el plan.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.