Política

China ‘firmemente opuesta’ a negociaciones comerciales entre EE. UU. y Taiwán

Inicio de las discusiones comerciales entre Washington y Taipéi provocaron el descontento de las autoridades chinas, que consideran a Taiwán como una de sus provincias, a pesar de que no controlan ese territorio

Pekín. China se dijo este jueves “firmemente opuesta” a las conversaciones comerciales lanzadas entre Estados Unidos y Taiwán, isla autónoma que Pekín considera como parte integrante de su territorio.

China considera a Taiwán como una de sus provincias, aunque no controla este territorio insular de 24 millones de habitantes. La isla tiene un gobierno, una moneda y un Ejército propio, pero nunca proclamó formalmente su independencia.

En caso de hacerlo, China amenaza con recurrir a la fuerza. Y actualmente, se opone a cualquier contacto oficial entre Taiwán y otros países. Pero Washington y Taipéi desafiaron a Pekín el miércoles al iniciar conversaciones comerciales. El anuncio se produjo dos días después de que 30 aviones chinos entraran en la zona de defensa aérea de Taiwán, que Pekín ha prometido anexionar.

Además, el 23 de mayo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció una nueva asociación económica en la región Asia-Pacífico durante una gira asiática. La semana pasada, Washington y Taipéi anunciaron que deseaban reforzar sus relaciones comerciales.

El inicio de las discusiones provocaron el descontento de las autoridades chinas. “China se opone firmemente” a estas discusiones comerciales, manifestó a la prensa el vocero del ministerio de Comercio, Gao Feng.

El vocero pidió a Estados Unidos “no enviar una señal errónea a los separatistas”, que quieren la independencia de la isla. “China se opone a cualquier forma de intercambio oficial entre cualquier país y la región china de Taiwán, incluidas la negociación y firma de un acuerdo económico y comercial con connotaciones soberanas y con carácter oficial”, añadió.

La representante adjunta al Comercio de Estados Unidos, Sarah Bianchi, y el ministro taiwanés John Deng se reunieron de manera virtual el miércoles, según un comunicado de la embajadora estadounidense al Comercio. Según Deng, las discusiones iban a “abrir más posibilidades de cooperación económica”.

“Podemos decir que es un avance histórico” agregó el jueves durante una rueda de prensa en Taipéi. Una primera reunión está prevista “a más tardar este mes en Washington y bajo los auspicios de Tecro”, la oficina de representación económica y cultural de Taipéi en Estados Unidos y del Instituto Americano de Taiwán.

En ausencia de relaciones diplomáticas formales, Tecro representa los intereses de Taiwán en Estados Unidos y funciona como una embajada de facto.

Estados Unidos, como la mayoría de los países, no reconoce oficialmente a Taiwán, pero apoya firmemente el estatus “democrático” de la isla en contraste con lo que considera la “autocracia” china. Estados Unidos y Taiwán están vinculados desde 1994 por un “marco” de comercio e inversión.

Taipéi también ingresó en la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2002, lo que ha contribuido al crecimiento del comercio bilateral. De hecho, Estados Unidos es el mayor socio y proveedor de armas de Taiwán. El siguiente paso en la relación económica sería un acuerdo comercial formal, retrasado debido al complejo contexto político.

Desde el final de la guerra civil en China en 1949, Taiwán está dirigido por un régimen que se opone al ejecutivo comunista con sede en Pekín. Como los anteriores gobiernos, el presidente Xi Jinping quiere “reunificar” a Taiwán con “la madre patria” y no excluye el uso de la fuerza para lograrlo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.