Política

Joe Biden advirtió a Vladimir Putin sobre ‘fuertes’ sanciones si escala la crisis con Ucrania

Rusia niega tener planes para invadir Ucrania, aunque imágenes satelitales muestran una masiva concentración de tropas en la frontera

Washington. El presidente estadounidense, Joe Biden, advirtió este martes a Vladimir Putin en una tensa cumbre virtual que habría una respuesta occidental “fuerte” en caso de un ataque de las fuerzas rusas estacionadas en la frontera con Ucrania.

“Biden expresó las profundas preocupaciones de Estados Unidos y nuestros aliados europeos sobre la escalada de fuerzas de Rusia en torno a Ucrania y dejó en claro que Estados Unidos y nuestros aliados responderían con fuertes medidas económicas y de otro tipo en caso de una escalada militar”, afirmó la Casa Blanca en un comunicado luego de la conversación de dos horas entre ambos mandatarios.

Biden puso énfasis en “el apoyo a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y pidió una desescalada y un retorno a la diplomacia”, subrayó el comunicado. Según la Casa Blanca, ambos acordaron que sus respectivos equipos “darían seguimiento” a la cumbre, y subrayaron que la próxima medida de Estados Unidos sería tomada “en estrecha coordinación con aliados y socios”.

Rusia niega tener planes para invadir Ucrania, aunque imágenes satelitales muestran una masiva concentración de tropas en la frontera lo cual siembra un creciente temor a una guerra en Europa. Como muestra del tenso clima de la reunión, Biden se sentó a puerta cerrada en la Sala de Situación de alta seguridad de la Casa Blanca.

Estados Unidos asegura no saber con certeza qué pretende hacer Moscú en Ucrania. Sin embargo, está alarmado por el despliegue de unas 100.000 tropas rusas listas para la batalla en la frontera. Rusia ya apoya una poderosa rebelión separatista en zonas del este de Ucrania y anexó en el 2014 la península de Crimea que gobernaba Kiev. Moscú considera como una “histeria” occidental los temores a una invasión.

En cambio, Putin intentó decirle a Biden que percibe la creciente alianza de Ucrania con las naciones occidentales como una amenaza para la seguridad rusa, y que cualquier movimiento de Ucrania para unirse a la OTAN o para albergar misiles de dicha entidad sería inaceptable para Moscú.

Pese a que Ucrania está lejos de poder unirse a la OTAN, que lidera Estados Unidos, Putin quiere una garantía “legal” de que eso jamas ocurrirá. “Rusia nunca ha planeado atacar a nadie”, dijo el martes el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. “Pero tenemos nuestras propias líneas rojas”, añadió. Estados Unidos y la OTAN sostienen que Rusia no puede vetar las ambiciones de Ucrania.

Coordinación occidental

Estados Unidos y sus aliados europeos trabajaron para reforzar el ejército de Ucrania desde el 2014 cuando las fuerzas armadas de ese país se derrumbaron ante la presión rusa. Empero, a los países occidentales no les apetece enviar tropas estadounidenses o europeas a un conflicto militar directo con Rusia lo cual limita las opciones para presionar a Moscú.

Biden habló el lunes con los líderes de Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia para coordinar el mensaje que le pasaría Putin y este martes volverá a contactarlos para informarlos. “Los líderes acordaron mantenerse en estrecho contacto para un enfoque coordinado e integral en respuesta a la concentración militar de Rusia en las fronteras de Ucrania”, informó la Casa Blanca.

El presidente estadounidense también planeó contactarse con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, tras la cumbre con Putin.

Severo daño

Estados Unidos adelantó que podría imponer dolorosas sanciones, aunque sin dar detalles. “Consultamos a nuestros aliados y creemos que hay un sendero por el cual imponer significativos y severos daños a la economía rusa”, mencionó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jean Psaki, a periodistas. “Pueden llamarlo amenaza, pueden llamarlo un hecho”, añadió

Y si bien no se espera un despliegue de tropas estadounidenses en Ucrania; una invasión rusa estimularía la fuerza de la OTAN en otras partes de Europa del este que son parte de la alianza, según la Casa Blanca. “Si Putin se moviera, habría una solicitud cada vez mayor de los aliados del flanco oriental y una respuesta positiva de Estados Unidos de fuerzas adicionales”, comentó a la prensa un alto funcionario estadounidense el lunes.

Además de Ucrania, Biden y Putin también discutieron sobre varios asuntos en los que divergen; entre ellos el problemático programa nuclear iraní y una ola de ciberataques contra Estados Unidos.

Zelensky al frente

En uniforme de combate, Zelensky visitó el lunes a las tropas que batallan contra los separatistas prorrusos en el este del país. El conflicto en Ucrania acumula más de 13.00 muertos y mientras las tropas ucranianas están empantanadas en el conflicto con los separatistas, probablemente serían derrotadas si tropas rusas cruzan la frontera.

“Gracias por proteger la soberanía e integridad territorial de Ucrania”, les dijo el presidente a sus tropas, según un comunicado de Kiev.

El lunes habló con el secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, y luego expresó en la red social Twitter su “agradecimiento” a Washington y sus aliados por el apoyo a Ucrania.