AFP . 11 agosto
El líder derechista Alejandro Giammattei muestra su dedo índice cubierto de tinta, luego de emitir su voto en la Ciudad de Guatemala. Con poco más del 50% de los sufragios escrutados, el líder conservador se proclamó el ganador de la jornada. Foto: AFP
El líder derechista Alejandro Giammattei muestra su dedo índice cubierto de tinta, luego de emitir su voto en la Ciudad de Guatemala. Con poco más del 50% de los sufragios escrutados, el líder conservador se proclamó el ganador de la jornada. Foto: AFP

El conservador Alejandro Giammattei se proclamó este domingo vencedor de las elecciones presidenciales de Guatemala contra la socialdemócrata Sandra Torres, tras escrutarse el 55,69% de los votos.

“El objetivo se cumplió. Hoy, de veras con un nudo en la garganta, 12 años después, vengo a decirles para mí, este humilde servidor, este humilde ciudadano de Guatemala, va ser un inmenso honor ser el presidente del país”, afirmó el político en un mensaje a periodistas.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) reportó que al procesar 1,7 millones de votos, Giammattei suma 1.034.038 sufragios (58,37%), superando a Torres que alcanza 738.061 (41,63%).

Más de ocho millones de guatemaltecos fueron convocados este domingo a las urnas para escoger en un balotaje al sucesor del actual presidente de la República, Jimmy Morales. Foto: AFP
Más de ocho millones de guatemaltecos fueron convocados este domingo a las urnas para escoger en un balotaje al sucesor del actual presidente de la República, Jimmy Morales. Foto: AFP

Hasta el momento han sido contabilizados los votos emitidos en los centros urbanos, donde Giammattei mantiene fortaleza, mientras que Torres tiene su base en el área rural. En total fueron convocados más de 8,1 millones de guatemaltecos a emitir su voto.

Giammattei y Torres disputan la segunda vuelta luego de que en los comicios de junio ninguno alcanzara el 50% más uno de los votos.

Quien resulte electo, relevará en enero al actual mandatario, Jimmy Morales.

La violencia, la corrupción y la pobreza fueron los ejes de los mensajes de los dos aspirantes a la silla presidencial.

La pobreza afecta al 59% de los 17,7 millones de guatemaltecos y la violencia deja unos 4.500 muertos anualmente, siendo los principales factores que motivan la migración.