Yeryis Daniel Salas. 15 junio, 2018
El bando a favor de la legalización del aborto celebra al frente del Congreso tras la aprobación del proyecto por parte de los diputados. Foto AFP: Eitan Abramovich.
El bando a favor de la legalización del aborto celebra al frente del Congreso tras la aprobación del proyecto por parte de los diputados. Foto AFP: Eitan Abramovich.

El jueves de esta semana se aprobó en la Cámara de Diputados de Argentina el proyecto de ley que despenaliza el aborto. Miles de personas a favor (identificadas con el color verde) y en contra (con el celeste) esperaron ansiosas el resultado frente al Congreso, donde ahora la propuesta pasará al Senado.

Esto es lo que debe saber sobre el proyecto de ley, que en las últimas semanas provocó un arduo debate en la política y la sociedad argentina.

El proyecto

La iniciativa permite que la mujer aborte cuando lo solicite, siempre y cuando sea antes de la semana 14 de gestación. Después de ese plazo el aborto se permitirá si está en riesgo la vida o salud de la madre, si el embarazo es producto de una violación o si se diagnostica la inviabilidad de la vida extrauterina del feto.

El presidente argentino Mauricio Macri, quien ha expresado estar en contra del proyecto, aseguró que no vetará la ley si es aprobada por el Senado.

“Hemos podido dirimir nuestras diferencias con respeto, con tolerancia y escuchando al otro, entendiendo que el diálogo es el camino que va a fortalecer nuestro futuro”, dijo el mandatario en un mensaje de televisión después de publicado el voto de la cámara baja.

La discusión entre los diputados agregó a la propuesta original la creación de un registro de objetores de conciencia para médicos (no así para centros de salud).

Una activista a favor del aborto discute con una mujer opuesta al proyecto de ley. Foto AFP: Eitan Abramovich.
Una activista a favor del aborto discute con una mujer opuesta al proyecto de ley. Foto AFP: Eitan Abramovich.

La ley argentina actual sanciona con de uno a cuatro años de cárcel a la mujer que se realice un aborto, así como a la persona que lo cause con su consentimiento. Las excepciones son cuando la vida o salud de la madre están en peligro o cuando el embarazo es producto de una violación.

Si el Senado vota a favor, Argentina se convertirá en el tercer país en América Latina donde el aborto es legal en cualquier circunstancia. Cuba fue el primero en implementarlo, en 1968, seguido por Uruguay en el 2012. En Ciudad de México se permite desde el 2007. En El Salvador, Honduras y Nicaragua se prohíbe en todos los casos.

En Costa Rica, el artículo 121 del Código Penal indica que el aborto no es punible cuando peligra la salud o vida de la madre.

La votación

La decisión de los diputados se mantuvo incierta hasta el último momento de la sesión que se extendió por casi 24 horas. El resultado final, dictado a las 9:51 a. m. del jueves (6:51 a. m. de Costa Rica), fue de 129 diputados a favor, 125 en contra y una abstención. La votación dividió a la bancada del oficialista Cambiemos y algunos diputados del kirchnerista Frente para la Victoria votaron en contra.

Activistas celebraron el resultado al frente del Congreso argentino. Foto AFP: Eitan Abramovich.
Activistas celebraron el resultado al frente del Congreso argentino. Foto AFP: Eitan Abramovich.

En la madrugada parecía irremediable una victoria del "No", pero la tendencia empezó a cambiar cuando el justicialista de La Pampa Sergio Ziliotto convenció de votar a favor a dos diputados que estaban en contra. Con el pasar de las horas más diputados dieron vuelta a su posición inicial y los indecisos optaron por el "Sí".

Cuando se anunció la aprobación, el júbilo fue total en el bando a favor del proyecto en las afueras del Congreso.

Diputados colocaron el pañuelo verde en sus curules, símbolo a favor de la legalización del aborto. Foto AFP: Noticias Argentinas / Santiago Viana.
Diputados colocaron el pañuelo verde en sus curules, símbolo a favor de la legalización del aborto. Foto AFP: Noticias Argentinas / Santiago Viana.

La Conferencia Episcopal argentina lamentó el resultado e instó a los senadores a “buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto”.

“La cámara de senadores puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia”, decía el comunicado.

Decisión final

El Senado es más conservador que la Cámara de Diputados, pero según informaron al diario Clarín los jefes de las fracciones mayoritarias, Miguel Ángel Pichetto (Partido Justicialista) y Luis Naidenoff (Cambiemos), la iniciativa ya cuenta con los votos para ser aprobada.

Además, la bancada del Frente para la Victoria, a la que pertenece la expresidenta y senadora Cristina Fernández de Kirchner, anunció que todos sus senadores votarán a favor. Anteriormente, Kirchner se había opuesto a despenalizar el aborto,

“El bloque de Senadoras y Senadores del FPV-PJ informa que, en su totalidad, votará a favor de la media sanción de Diputados, atendiendo una demanda de la sociedad que se ha expresado masivamente través de los Colectivos de Mujeres”, publicó la fracción en Twitter.

Se espera que el proyecto sea votado en la cámara alta antes de que termine julio.