AFP . 7 diciembre, 2019
Esta foto del 12 de enero del 2010 muestra el monumento al USS Arizona en Pearl Harbor, Honolulu, Hawái. Lauren Bruner será el último de los sobrevivientes del barco cuyos restos reposarán en la nave hundida. Foto: AFP.
Esta foto del 12 de enero del 2010 muestra el monumento al USS Arizona en Pearl Harbor, Honolulu, Hawái. Lauren Bruner será el último de los sobrevivientes del barco cuyos restos reposarán en la nave hundida. Foto: AFP.

Antes de fallecer, Lauren Bruner tenía claro que quería que sus restos reposaran junto a sus compañeros caídos en el bombardeo de Pearl Harbor, en 1941.

El ataque, que cambió el curso de la historia y provocó la entrada de Estados Unidos a la II Guerra Mundial, dejó más de 2.400 soldados estadounidenses muertos, 1.177 de ellos en el USS Arizona, donde servía Bruner, entonces un joven marinero de 21 años.

Bruner, que falleció en septiembre a los 98 años, era uno de los últimos sobrevivientes del bombardeo de Japón el 7 de diciembre de 1941 a esa base ubicada en el estado de Hawái, un archipiélago en el Pacífico. Y este sábado, durante una ceremonia por el 78 aniversario del ataque, una urna con sus cenizas será depositada en el fondo del mar, lugar donde reposa el navío.

El exmilitar había expresado hace años su deseo de ser enterrado junto a sus compañeros caídos en aquel fatídico día.

"Es el último tripulante sobreviviente del USS Arizona que regresa a su barco y a sus compañeros", dijo a la AFP Jay Blount, portavoz de Pearl Harbor National Memorial.

Será el 44.º sobreviviente del barco que será enterrado en el barco. Los restantes tres marineros vivos que sobrevivieron el ataque expresaron que quieren ser enterrados junto a sus familiares.

Uno de ellos, Lou Conter, de 98 años, acudirá a la ceremonia del sábado junto a unos 120 miembros de la familia de Bruner.

Después de la ceremonia, en horas de la tarde, buzos militares y del Servicio de Parques Nacionales tomarán la urna con las cenizas de Bruner y la bajarán hasta su lugar de descanso final en los escombros del casco del barco, dijo Blount.

Imagen de Lauren Bruner tomada el 7 de diciembre del 2014, durante el 73.° aniversario del ataque a Pearl Harbor. Este sábado, los restos del infante de marina reposarán en la nave hundida. Foto: AFP.
Imagen de Lauren Bruner tomada el 7 de diciembre del 2014, durante el 73.° aniversario del ataque a Pearl Harbor. Este sábado, los restos del infante de marina reposarán en la nave hundida. Foto: AFP.
“Estaré feliz de verlos”

Bruner era uno de seis hombres replegados al fondo del acorazado condenado después de que una aeronave japonesa lo bombardeara.

Se salvaron porque un marinero a bordo de una embarcación cercana les lanzó una cuerda, que Bruner, gravemente quemado y con dos disparos en la pierna, logró agarrar.

El presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt describió entonces el ataque sorpresa a esta base cerca de Honolulu como "una fecha que vivirá en la infamia".

De los 1.177 marineros e infantes de Marina a bordo del USS Arizona muertos en el ataque, los cuerpos de más 900 jamás fueron encontrados, según el Servicio de Parques Nacionales.

Bruner sirvió en la II Guerra Mundial después de recuperarse de sus heridas, luchando en batallas en las islas Aleutianas y en el Pacífico sur. Se retiró de la Marina en 1947.

En una conferencia de prensa en 2014, explicó por qué decidió que la urna con sus restos cremados fuera enterrada en el barco hundido.

"Lo medité por un largo tiempo", dijo, citado por el sitio especializado Stars and Stripes. "Toda mi familia y amigos están enterrados en varios lugares, cementerios, pero parece que después de un tiempo, nadie les presta atención, digamos unos cinco años".

"Espero que mucha gente aún siga viniendo al Arizona, estaré feliz de verlos", expresó.

La ceremonia del sábado tendrá lugar tres días después de que un marinero en Pearl Harbor matara a dos personas e hiriera a otra antes de suicidarse.

El viernes, un estudiante de la fuerza aérea de Arabia Saudita abrió fuego en una base militar en Florida, donde mató a tres personas antes de ser abatido por la policía.

Las autoridades indicaron que la seguridad será reforzada este sábado con motivo del 78 aniversario del ataque a Pearl Harbor, que se espera que atraiga a veteranos y muchas otras personas.