AFP. 31 julio
Un mensaje en una pizarra electrónica instaba a la gente a usar mascarilla cuando realiza compras y en el transporte público, este viernes 31 de julio del 2020 en Mánchester, Inglaterra. AFP
Un mensaje en una pizarra electrónica instaba a la gente a usar mascarilla cuando realiza compras y en el transporte público, este viernes 31 de julio del 2020 en Mánchester, Inglaterra. AFP

Londres. El gobierno británico aplazó el viernes en el último minuto la nueva fase de desconfinamiento e impuso nuevas restricciones a algunas regiones del norte de Inglaterra, debido a un aumento de casos del nuevo coronavirus.

Con cerca de 46.000 fallecimientos, el Reino Unido es el país más afectado en Europa por la pandemia. El número de hospitalizaciones y de muertos continúa bajando, pero los contagios repuntaron por primera vez desde mayo.

Criticado por haber tardado en reaccionar al inicio de la crisis, el gobierno de Boris Johnson insiste ahora en que quiere actuar rápido.

El dirigente conservador dijo a la prensa que aplazaba al menos dos semanas la nueva fase de desconfinamiento, prevista para el sábado. Con “estas cifras que aumentan, estimamos que debemos apretar el pedal del freno para mantener el virus bajo control”, afirmó.

Los casinos, boleras y pistas de patinaje debían reabrir el sábado, al igual que las salas de espectáculos. Las recepciones de bodas, de hasta 30 personas, también serían permitidas.

La vuelta del público a los estadios deportivos, que se inició estos últimos días, especialmente con ocasión de partidos de críquet y de los campeonatos del mundo de snooker (modalidad de billar), fue anulada.

La obligación de usar mascarilla, hasta ahora aplicada a los comercios, se extenderá a partir del 8 de agosto a otros sitios como los museos, los cines y los lugares de culto.

“Sé que las medidas que tomamos serán verdaderamente un duro golpe para mucha gente, para todos aquellos cuyos proyectos de boda se han visto perturbados o que no pueden ahora celebrar (la fiesta musulmana de) el Aid (al Adha) como les gustaría”, reconoció Johnson.

"Y lo siento mucho, pero simplemente no podemos arriesgarnos", enfatizó.

Contagios en Inglaterra

En un estudio semanal publicado el viernes, la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés), precisó que, entre el 20 y el 26 de julio, hubo unos 0,78 nuevas infecciones de covid-19 por 10.000 habitantes en Inglaterra; es decir, unos 4.200 nuevos contagios diarios.

Esto representa un alza respecto de los 2.800 nuevos casos estimados por día la semana anterior.

"Lo que vemos a partir de los datos de la ONS y otras cifras es que probablemente hemos alcanzado los límites de lo que podemos hacer en términos de apertura de la sociedad", declaró, junto a Johnson, el médico jefe Chris Whitty.

Clientes caminaban a lo largo de una calle en la ciudad de Mánchester, Inglaterra, este viernes 31 de julio del 2020. AFP
Clientes caminaban a lo largo de una calle en la ciudad de Mánchester, Inglaterra, este viernes 31 de julio del 2020. AFP

Ante el recrudecimiento de casos de covid-19, se impusieron nuevas restricciones a los habitantes en algunas partes del norte de Inglaterra desde el viernes.

Los habitantes del Gran Mánchester, de algunas partes de Lancashire y de Yorkhsire del Oeste, tienen prohibido ahora reunirse con otras personas en sus casas o en sus jardines. La nueva medida afecta a unas 4 millones de personas.

El gobierno escocés anunció que desaconseja cualquier viaje a estas regiones.

“Para intentar no aumentar su problema y minimizar el riesgo de transmisión posterior aquí, el gobierno escocés desaconseja encarecidamente los viajes no esenciales entre Escocia y estas regiones del norte de Inglaterra”, anunció la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, en Twitter.

Ante el repunte de casos de nuevo coronavirus en España, el gobierno británico anunció igualmente el 26 de julio dos semanas de cuarentena para los viajeros provenientes de este país. Una decisión que fue una sorpresa para los que se encontraban ya en el lugar o se aprestaban a viajar.

Los viajeros que llegan de Luxemburgo también deberán aislarse durante catorce días.

El dirigente conservador advirtió de que esta medida podría aplicarse a otros países.

“Vemos estos aumentos en el mundo y no podemos cometer el error de creernos a salvo. Debemos estar preparados para reaccionar ante los primeros signos de problemas”, declaró Johnson.