Interés Humano

ONU alerta de que la pandemia no ha frenado el cambio climático

Los expertos calculan que existe un 40% de posibilidades que, en alguno de los próximos cinco años, se supere el 1,5 ºC de temperatura media en el planeta respecto a la era preindustrial

Ginebra. Un nuevo informe sobre cambio climático defiende que limitar el calentamiento global a 1,5 ºC será imposible sin que exista un freno inmediato y a gran escala de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Así lo advirtió este jueves el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.

El informe Unidos en la Ciencia 2021, publicado por un conjunto de agencias de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y socios científicos poco antes de la cumbre del clima COP26, advierte que el cambio climático y sus impactos se están acelerando.

La reducción temporal en las emisiones de carbono causada por la pandemia de covid-19 no ha conseguido frenar el calentamiento, indicó.

Los Acuerdos de París del 2015 cerrados en la cumbre COP21 fijaron como límite un calentamiento global de 2 ºC respecto a los niveles preindustriales y, si era posible, de 1,5 ºC.

Pero, “a no ser que haya una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero inmediata, rápida y a gran escala, limitar el calentamiento a 1,5 ºC será imposible, con consecuencias catastróficas para la gente y el planeta”, advirtió Guterres.

En el preámbulo del informe, Guterres asegura que los hallazgos del informe constituyen "una alarmante evaluación de cómo de lejos estamos" de cumplir los acuerdos de París.

"Este año las emisiones de combustibles fósiles volvieron a subir, la concentración de gases de efecto invernadero sigue aumentando y algunos episodios meteorológicos graves acentuados por el hombre han afectado la salud y las vidas en cada continente", añadió.

El texto llega a pocas semanas del inicio de la conferencia sobre el cambio climático COP26, que se celebrará en Glasgow (Reino Unido) del 31 de octubre del 12 de noviembre de este 2021.

Efecto de la pandemia

Aunque las emisiones de gases de efecto invernadero cayeron un 5,6% en el 2020 debido a la pandemia y el parón económico, vuelven a estar en los niveles del 2019 tras subir en los primeros siete meses del 2021 en todos los sectores excepto la aviación y el transporte marítimo.

El informe también señala que las concentraciones de los principales gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso) siguieron creciendo en 2020 y 2021.

La reducción global de emisiones en el 2020 fue “demasiado pequeña”, indicó.

La temperatura media en la superficie del planeta entre el 2017 y el 2021 se estima entre 1,06 ºC y 1,26 ºC por encima del nivel preindustrial (1850–1900), afirmó el estudio.

Los expertos calculan que existe un 40% de posibilidades que, en alguno de los próximos cinco años, se supere el 1,5 ºC de temperatura media en el planeta respecto a la era preindustrial.

Guterres afirmó que el planeta está en "un punto de inflexión" y que el informe muestra que "estamos fuera de tiempo".

El máximo histórico de temperatura en Canadá se batió en junio cuando se registraron 49,6 ºC en Lytton, en la Columbia Británica.

Si bien la ola de calor que asoló el noroeste del océano Pacífico en el 2021 fue rara o extremadamente rara, sería “virtualmente imposible sin el cambio climático causado por el hombre”, asevera el informe.

Los expertos también opinan que la acción humana también "incrementó la probabilidad y la intensidad de fenómenos" como las mortíferas inundaciones de julio en Alemania.

El estudio saluda el creciente número de países que se fijaron objetivos de cero emisiones, que ya representan un 63% de las emisiones globales.

Sin embargo, asegura que se necesitan más acciones antes del 2030 para que esos objetivos sean realizables y creíbles.

“Espero que todos estos asuntos sean abordados y resueltos en la COP26 (...). Nuestro futuro está en juego”, aseguró Guterres.