Interés Humano

La viruela del mono no es por el momento una emergencia sanitaria, según la OMS

Ginebra. El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este sábado que el brote de viruela del mono es una amenaza sanitaria muy preocupante pero por el momento no se trata de una emergencia de salud pública global.

"Por el momento la situación no constituye una emergencia de salud pública de importancia internacional, que es el nivel más alto de alerta que la OMS puede emitir", indicó Tedros Adhanom Ghebreyesus en un comunicado tras una reunión de expertos para tratar el tema.

"El comité de emergencia compartió sus serias preocupaciones por la escala y la velocidad del actual brote", agregó Tedros.

Los casos de esta enfermedad aumentan desde mayo más allá de los países donde era endémica en el oeste y el centro de África y se concentran especialmente en Europa occidental.

Hasta el momento se han detectado 3.200 casos y un deceso en unos 50 países distintos, según la OMS.

Los síntomas de la enfermedad incluyen fiebre, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor muscular y falta de energía.

Luego aparecen erupciones en la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies; lesiones, pústulas y, finalmente, costras. Suele curarse en unas tres semanas.

No obstante, a inicios de junio, un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que, a diferencia de los países africanos donde la enfermedad es prevalente, en Europa y América la enfermedad tiene manifestaciones específicas.

“En los casos que se han descrito hasta el momento estos brotes, los síntomas comunes incluyen lesiones anales y perianales, fiebre, nódulos linfáticos inflamados y dolor al tragar. Aunque los dolores orales son comunes, así como la fiebre y la inflamación de las glándulas, la distribución de los brotes y pústulas (ampollas llenas de pus) en la piel, especialmente en la zona cercana al ano no es común, y puede sugerir la transmisión durante contacto sexual”, cita el informe.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.